Inspirados en la inocencia

211

 

Por: Nayla V. Magaña / Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 31-Mar-2019 .-Aunque no lo parezca, crear un espacio especialmente para los niños no es un trabajo fácil. Contrario a lo que puede pensarse, las obviedades no tienen cabida a la hora de diseñar un lugar de juego o de descanso.

Imprimir referencias temáticas de personajes de ficción resulta ser la decisión menos afortunada, pues se reducen las posibilidades de crear una habitación en donde prevalezca la creatividad y, sobre todo, la funcionalidad, la estética y la practicidad.

En esta edición, a propósito del mes del niño, de la mano de cuatro firmas de diseño e interiorismo, Mariangel Coghlan, Sofía Aspe, Mayer Hasbani y LUKEN, exploramos el estilo que impera en su trabajo a través de neutras o coloridas creaciones.

Sea cual sea su método, descubrimos que la habitación ideal, tanto en técnica como en concepto, será posible siempre y cuando prevalezca la capacidad de entender las necesidades de los pequeños a través de una perspectiva y un toque de inocencia e imaginación, una tarea que resulta ser más compleja de lo que parece.