NIDO DE VÍBORAS

50

PUES PARECE que va en serio: los primeros funcionarios de la Secretaría de Turismo llegaron a Chetumal, su nueva sede de trabajo.

 

QUE 41 servidores públicos en el Ayuntamiento de Benito Juárez carezcan oficialmente del título académico que ostentan, envía un mensaje contrario a las proclamas de transparencia y honestidad que hicieron cuando llegaron al cargo.

HABRÁ QUIEN vea en ello un engaño y quien sólo frunza el ceño pero acepte la situación, porque, aceptémoslo, no sería la primera ni la única vez que algo así sucede en el servicio público, donde, como ilustra el presente caso, abundan los lics, inges y docs de petatiux.

CLARO QUE también podría tratarse de un “error” burocrático no achacable a los involucrados, quienes quizá sí tienen los estudios y los créditos escolares necesarios pero nomás les falta la cédula oficial que los acredite como profesionistas.

PERO HARÍAN bien en aclarar la situación, porque independientemente de su capacidad, que a final es lo que cuenta, presentarse como lo que no son ayuda poco a tenerles confianza.

NI MODO mis lics, a’i pa’la otra.

***

PUES PARECE que va en serio: los primeros funcionarios de la Secretaría de Turismo llegaron a Chetumal, su nueva sede de trabajo.

EN PRINCIPIO son apenas siete directivos, entre ellos Simon Levy, director de la Subsecretaría de Planeación Turística, quienes comenzarán a despachar desde ya mismo; el resto del personal tardará un poquito más, tanto por cuestiones de logística como personales, ya que no todos los trabajadores de la dependencia están encantados con venir.

COMO SEA, la mudanza está en proceso y sus tan esperados beneficios para el sector comercial y de servicios de la capital del estado habrán sentirse gradualmente, que tampoco la demanda crecerá de un día para otro.

POR LO pronto, la Sectur ya dio a conocer parte de su estrategia y entre los planes está declarar a Tulum como zona de desarrollo turístico sustentable, categoría que se antoja muy necesaria ante la avalancha inmobiliaria y tecno-hippie que se ha apoderado del lugar, donde si se pudiera ya habrían hecho fiestas raves en plena zona arqueológica.

***

MUY ENVALENTONADOS, pero ya de cerquita algunos priistas son más realistas en torno a sus posibilidades de victoria en la elección del 2 de junio.

PORQUE SI bien de cara a la grada aseguran que volverán a recuperar brillo y que serán más fuertes que nunca y que los que se fueron a otros partidos se lo pierden y todo eso, la verdad es que el panorama no es tan optimista.

UNO DE los que reconoce que el cielo no es tan claro para el tricolor es el diputado José Luis González Mendoza, quien acepta que las chances de ganar son claras en, cuando mucho, tres distritos electorales. Puede que al final sean más o sean menos, ya lo sabremos el 3 de junio, pero la autocrítica es necesaria sea cual sea el resultado.

DESPUÉS DE todo, si el PRI ha perdido lustre es en parte por los errores de sus dirigentes locales, pero también de sus militantes y cargos públicos, quienes han fallado no al partido sino a sus verdaderos líderes: la gente, que perdió la confianza en ellos y votó por otros candidatos.

NO, EL PRI no perdió; el PRI se perdió.