Tienen cárceles margen de mejora

51

De acuerdo con un estudio de la CNDH, las cárceles de Quintana Roo presentan condiciones intermedias de seguridad, además de pocas posibilidades de convivencia en un entorno armonioso.

 

OMAR ROMERO

CIUDAD DE MÉXICO.- Los centros penitenciarios de Quintana Roo tienen espacio para mejorar en sus condiciones, pese a los retos que enfrentan en la actualidad, entre ellos la sobrepoblación de reos.

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) analizó las condiciones de las 12 entidades federativas que tienen un sistema carcelario vulnerable, entre ellas Quintana Roo, ya que han presentado problemas de autogobierno, sobrepoblación y conductas ilícitas como cobros y extorsiones.

De acuerdo con este estudio realizado por la CNDH en coordinación con el Centro de Investigación en Ciencias de Información Geo Espacial (Centro Geo) del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), Quintana Roo se considera una entidad con condiciones intermedias tanto de seguridad como de Estado de Derecho, pero muestra una cohesión social más desfavorable, es decir, existen pocas posibilidades de convivencia en un entorno armonioso y con acceso a oportunidades.

Sin embargo, el sistema penitenciario puede encontrar dentro de las capacidades estatales (garantizar seguridad, desarrollo de políticas públicas, entrega de bienes y servicios públicos) algún referente para mejorar, en el entendido de que hasta la fecha no ha aprobado las evaluaciones de este organismo.

Al presentar los resultados del Análisis de las Principales Dinámicas Económicas, Sociales y Políticas de los Estados con Mayor Problemática Penitenciaria, Ruth Villanueva Castilleja, tercera visitadora general de la CNDH, manifestó que para este estudio partieron de la hipótesis de que el sistema penitenciario es el reflejo de la sociedad, detectando que en diversas entidades se presentaron indicios de violencia política (en términos de homicidios electorales) o de corrupción de servidores públicos.

“Resulta ser que estos estados que salen reprobados (constantemente), en ellos yo veía que el gobernador está preso o tiene orden de aprehensión, o bien el procurador está extraditado. Lo importante aquí, primero, es visibilizarlo, si no lo visibilizamos no hay cómo caminar hacia una mejora, pero ya está visibilizado, ya lo sabemos”, indicó.

Por ello es necesario que autoridades, instituciones educativas, especialistas y organizaciones de la sociedad civil sumen esfuerzos para mejorar las condiciones de reclusión, respetando en todo momento los derechos y la dignidad de las personas privadas de la libertad.