Descalifica Fonatur estimación del IMCO

41

Rogelio Jiménez Pons negó que el costo del Tren Maya se vaya a disparar hasta 10 veces como proyectó el IMCO.

 

POR: ALBERTO CHUC

CANCÚN, Q. ROO.- De “absurdo” calificó Rogelio Jiménez Pons el estudio publicado hace unos días por el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) en el que afirmó que el proyecto del Tren Maya costaría 10 veces más de lo proyectado por el gobierno federal.

 

El director del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) lamentó que el IMCO haya hecho comparaciones con otros desarrollos ferroviarios que no tienen nada que ver con la realidad del sureste mexicano.

 

“Están comparando peras con manzanas, es absurdo lo que dijo el IMCO (…) hay que ver quién está detrás del Instituto y por qué lo dijo”, declaró Jiménez Pons.

 

El IMCO obtuvo el resultado considerando el costo por kilómetro de otras obras ferroviarios, como el Tren Interurbano México-Toluca, el Torino-Milano, en Italia, con un costo de 93 millones de dólares por kilómetro, entre otros.

 

El funcionario dijo que el Instituto desconoce las condiciones del terreno por donde pasará el Tren Maya y señaló que no se necesitarán pasos elevados como lo indicó el organismo.

 

Jiménez Pons informó que las licitaciones de más del 90 por ciento del proyecto serán públicas y que el resto será por adjudicación directa o invitación restringida para evitar un retraso en el tiempo fijado para culminar la obra.

 

Por otra parte, el director general de Fonatur se comprometió con los turisteros del país a buscar un mecanismo de financiamiento para que los recursos del Derecho de No Residente, que ahora se destinarán para la construcción del ferrocarril, puedan seguir fondeando la promoción turística del país.

 

El gobierno federal ha dicho que el proyecto del Tren Maya tendrá un costo de entre 120 mil y hasta 150 mil millones de pesos, y que 90 por ciento de la obra será financiada por la iniciativa privada.

 

Además, las concesiones para el proyecto ferroviario serán otorgadas por 30 años a empresas, las cuales se encargarán del mantenimiento de las vías y a las cuales se les pagará una contraprestación del 10 por ciento adicional al capital invertido.