Reta a Pemex refinanciarse

69

Requiere la empresa reestructurar pasivo por 6 mil 700 mdd durante 2019.

Reforma / STAFF

Pemex deberá refinanciar deuda por 6 mil 700 millones de dólares en 2019 y dado el deterioro de su situación financiera, la nueva deuda adquirida traerá consigo mayores intereses para la petrolera, señalan especialistas.

Los cambios recientes en la agenda energética del País han levantado dudas respecto al modelo de negocio de la petrolera, sus planes de inversión, la producción, su capacidad para generar efectivo y para acceder a financiamiento externo, de acuerdo con un reporte de Moody’s.

Pese a esto, la empresa necesita refinanciar su deuda con éxito en el mercado debido a que sus necesidades de gasto para 2019 serán casi idénticas a su efectivo disponible y de no lograrlo su calificación crediticia enfrentaría presiones, explica la agencia.

De acuerdo con Félix Boni, director general de análisis de HR Ratings, no existe duda aún de que Pemex pueda pagar los vencimientos en tiempo, el problema es el costo que enfrentará al refinanciar.

Los riesgos que la compañía enfrenta podrían traducirse en un mayor costo de financiamiento, explicó.

Sergio Kurczyn, director de Estudios Económicos de Citibanamex, explicó que la tasa del bono de Pemex a 10 años alcanzó a cotizar hasta 300 puntos base por arriba del bono del Gobierno mexicano —tras anunciar la cancelación del Aeropuerto de Texcoco—, para después ceder ante los anuncios de rescate a la petrolera.

Actualmente, refirió que la cotización se ubica en cerca de 230 puntos base por arriba, ya incluida la posibilidad de un tercer plan, sin embargo, aún con la disminución del “spread”, refinanciar la deuda implicaría recursos adicionales por miles de millones de pesos.

“Sale muy caro pagar sobre 7 mil millones de dólares que debe Pemex a 2 puntos porcentuales (extra), que son alrededor de 140 millones de dólares o 3 mil millones de pesos”, dijo. Moody’s señala que entre los principales riesgos que enfrenta la petrolera se encuentra su elevado nivel de endeudamiento y la concentración de sus vencimientos, que entre 2019 y 2021 equivalen a 25 mil 600 millones de dólares, una cuarta parte de la deuda total de Pemex, sin contar pasivos laborales, misma que tendrá que ser refinanciada.

Recientemente, la Secretaría de Hacienda reveló que se dará a conocer un nuevo plan de apoyo del Gobierno federal a Pemex, el tercero en lo que va del año, para liberarle presión frente a la fuerte carga fiscal y necesidades financieras.

Según Kurczyn, lo que el Gobierno busca es utilizar el Fondo de Estabilización de los Ingresos Presupuestarios (FEIP) para evitar un refinanciamiento de la deuda de Pemex a una prima de riesgo elevada en el mercado.