Buscan ordenar títulos de agua

63

La ausencia de controles en el otorgamiento de los títulos ha contribuido a la sobreexplotación de los recursos hídricos.

 

POR: EVLYN CERVANTES / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- La actual administración federal busca enfrentar el desorden, la burocracia y la corrupción que, sostiene, han prevalecido hasta ahora en el otorgamiento de títulos de concesión para el aprovechamiento de aguas superficiales y subterráneas.

 

Blanca Jiménez Cisneros, directora general de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), indicó que la ausencia de controles en el otorgamiento de los títulos ha contribuido a la sobreexplotación de los recursos hídricos.

 

Adelantó que entre las herramientas que se prevé adoptar para transparentar y acotar el otorgamiento de títulos se encuentra la  plataforma digital Conagua en Línea, mediante la cual se podrá conocer la disponibilidad de líquido en la zona de la concesión y el nombre del funcionario que evaluó el expediente y lo autorizó.

 

“(El proyecto) nace de muchas quejas que hay sobre la concesión de agua, en parte porque no hay controles. Hay un problema de ‘sobreconcesiones’ y cuando hay una se suben los precios de los intercambios de los derechos de agua, que no es un mercado negro porque está permitido por la ley, pero se crea el mercado del agua y no se regula”, apuntó.

 

De acuerdo con datos de Conagua, al menos 108 cuencas del país padecen déficit y 115 acuíferos están sobreexplotados.

 

El mayor volumen de agua concesionado es para uso agrícola, que representa el 76.04 por ciento, le sigue el abastecimiento público, con 14.38 por ciento, la industria ocupa el 4.8 por ciento y las centrales hidroeléctricas registran el 4.7 por ciento.

 

En el esquema actual para tramitar concesiones de agua, señaló, el usuario ingresa su solicitud en las oficinas de Conagua y puede tardar hasta un año en obtener una respuesta sin que exista un control acerca del responsable de resolver la gestión.

 

Con la plataforma digital, que podría estar lista en los siguientes tres meses, el usuario podrá ingresar su trámite de concesión y en cuestión de segundos recibirá una notificación acerca de la disponibilidad hídrica en la región que solicita.

 

“El usuario podrá hacer su trámite directamente en línea o puede acudir a la ventanilla de Conagua para que lo asistan, por ejemplo, si dice ‘yo quiero agua en el acuífero 2494’, en automático le puede arrojar el aviso de ‘no hay agua disponible’.

 

“Con esto también vamos a saber el día que ingresa la solicitud, cómo se llama el técnico que la recibió, por qué no ha contestado el técnico, quién revisó la solicitud, entre otros aspectos”, explicó.

 

La emisión de concesiones, abundó, estará sujeta a la disponibilidad que exista en las zonas sin que se alteren las reservas de agua para las comunidades rurales y para las ciudades que serán reconocidas por medio de un decreto presidencial.

 

Jiménez Cisneros reconoció que al interior de la Conagua puede existir corrupción, por lo que se ha iniciado una serie de auditorías, pero también, abundó, existen problemas de deficiencia técnica que han derivado en prácticas irregulares.