Da giro en seguridad; reemplaza a Nielsen

50

Cambia titular de Departamento; aumentará ofensiva contra migración.

REFORMA / STAFF

WASHINGTON.- La Administración de Donald Trump sufrió una nueva baja.

En plena escalada de llegadas de familias indocumentados a la frontera, lo que provocó que fuera cuestionada por el Presidente, Kirstjen Nielsen presentó ayer su renuncia al cargo de Secretaria del Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés), informó The New York Times.

Desde que asumió el puesto en diciembre de 2017, Nielsen había sido la encargada de defender las políticas antimigratorias del Gobierno, siendo la separación de las familias migrantes llevada a cabo el verano pasado una de las más polémicas.

El Mandatario estadounidense informó a través de su cuenta de Twitter que Kevin McAleenan, comisario de la guardia fronteriza, ocupará el puesto vacante de manera interina. “¡Estoy confiando en que Kevin hará un gran trabajo!”, exclamó en la red social.

La decisión de Nielsen se produce sólo unos días después de que el republicano echara marcha atrás en el nombramiento de Ronald Vitello como jefe de la Policía de inmigración de Estados Unidos (ICE, por sus siglas en inglés) porque quería que la agencia tomara una postura más dura.

Precisamente estas actitudes del Mandatario fueron uno de los frentes abiertos con Nielsen, afirmaron fuentes familiarizadas con la dimisión. Éstas señalaron que Trump y Stephen Miller, su principal asesor sobre temas fronterizos, se quejaron regularmente del trabajo de Nielsen y la culparon por el aumento en el número de indocumentados que ingresan a los Estados Unidos.

La experta en ciberseguridad se había convertido en el rostro de las políticas de mano dura impuestas por el Gobierno. El mes pasado defendió la declaración de emergencia nacional hecha por el Presidente para garantizarse los fondos destinados a uno de sus proyectos insignia: el muro en la frontera con México.

Sin embargo, en privado, estaba cada vez más frustrada por lo que consideraba una falta de respaldo de otros departamentos y una creciente intromisión de parte de asesores de Trump, según las fuentes.

“Espero que el próximo Secretario cuente con el apoyo del Congreso y de los tribunales para fijar las leyes que han impedido nuestra capacidad de proteger plenamente las fronteras de Estados Unidos y que han contribuido a la discordia en el discurso de nuestra nación”, dijo Nielsen en su carta de renuncia.

Además, la decisión de nombrar a un funcionario migratorio en lugar de Nielsen refleja la prioridad de Trump para un Departamento en expansión que fue fundado para combatir el terrorismo tras los ataques del 11 de septiembre del 2001.

Por otro lado, el anuncio llegó en un delicado momento en materia de seguridad en los límites del país. La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés) anunció que el sistema está colapsado tras una escalada en la llegada de familias sin papeles a la frontera entre México y Estados Unidos