Obstruyen a CFE otros siete ductos

86

Revela diagnóstico a tres sin servicio y otros cuatro tienen problemas.

Diana Gante

Además de los cuatro gasoductos señalados por el director de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), Manuel Bartlett, con problemas en su construcción, otros siete le generan fallas operativas, según un diagnóstico realizado por la empresa.

Como ejemplo, está la falta de suministro de gas por parte de Pemex, la celebración de un convenio de interconexión o la falta de conexión a otro ducto. De los siete ductos mencionados por CFE, tres están fuera de servicio y cuatro lo tienen, pero con dificultades operativas.

Es el caso del gasoducto Ramal Hermosillo, con una extensión de 48 kilómetros, que se encuentra fuera de servicio debido a que no existe una formalización en el convenio de interconexión entre el Centro Nacional de Control de Gas Natural (Cenagas) y Gas Natural del Norte. Otro es El Encino-La Laguna, de 414 kilómetros, también se encuentra fuera de servicio a pesar de que está totalmente terminada.

En este caso, espera la entrada en operación una vez que se concluya la obra del ducto que lo alimentará desde Estados Unidos: Waha – Presidio.

En tanto, otros cuatro gasoductos se encuentran en operación, pero presentan múltiples restricciones, según el análisis de la CFE. El Sásabe-Guaymas, con una longitud de 650 kilómetros, presenta un diferencial de presiones al interconectarse con infraestructura aguas abajo.

Otro llamado Gasoducto Del Río presenta una restricción de 30 millones de pies cúbicos de los 130 millones contratados por las condiciones de demanda en la estación “M-1” de EU.

Para el Morelos, con 171 kilómetros de longitud, el problema es la falta de operación de la planta de ciclo combinado Centro, donde se dejan de generar 500 megawatts, por presentarse un conflicto con los ejidatarios de la zona por el canal de agua que utiliza la central.

Para resolver este conflicto, se convocó a una consulta pública el 23 y 24 de febrero pasado. Mientras que el ducto denominado Energía Mayakan, con 780 kilómetros de longitud, existen restricciones por la falta de suministro de gas de Pemex Transformación Industrial, pues sólo 45 millones de pies cúbicos de los 240 reservados por la CFE para alimentar cinco centrales de ciclo combinado en el Sureste.

El gasoducto GuaymasEl Oro, con 328 kilómetros de longitud, opera de forma parcial porque un grupo de yaquis desenterró parte del ducto en el municipio de Bácum, Sonora.

La empresa no puede operar este tramo debido a que hay un amparo interpuesto por representantes de los opositores.