PERSONAS PERFECCIONISTAS 

72

PSICOLOGIA AL DÍA

 

Por: Dra. en Psic. Laura Álvarez Alvarado

Ser perfeccionista podría parecer que nos va a ayudar a conseguir más cosas y a ser más exitosos, pero el exceso de perfeccionismo puede provocar consecuencias negativas, por ejemplo: vivir más tensos, estar más angustiados, no disfrutar de los logros e incluso, un sentimiento de fracaso aun cuando haces bien las cosas.

 

El ambiente en el que uno crece ejerce influencia sobre la personalidad desde el nacimiento. Las causas ambientales que pueden provocar el desarrollo de una personalidad perfeccionista pueden ser:

 

  • Crecer en un ambiente en el que se reciben elogios constantemente, ya que puede provocar una presión extra por mantener ese estándar. Recibir elogios no es malo, el problema surge cuando la autoestima depende solamente de factores externos.
  • Ser humillado constantemente durante la infancia puede provocar que se intente conseguir un grado de perfección como manera de ser aceptado socialmente.
  • Los padres autoritarios que exigen mucho a sus hijos, también pueden provocar una personalidad perfeccionista en sus descendientes.
  • Algún tipo de experiencia negativa o trauma puede causar que la persona quede marcada, de manera que se vuelva perfeccionista para ser aceptada o para suplir su vacío.

Consecuencias negativas de ser perfeccionista

El perfeccionista se pone objetivos irracionales que pueden crear tensión constante y provocar una eterna insatisfacción por todo lo que hace. Esto puede causar que el individuo perfeccionista acabe sufriendo en su día a día. Por diferentes problemas, por ejemplo:

Autoestima baja

Ya que los perfeccionistas nunca se sienten satisfechos por los logros conseguidos, los sentimientos de fracaso pueden llevar al desarrollo de una autoestima baja. Las creencias de fracaso sobre sus éxitos no son realistas: cuando una persona sufre un trastorno perfeccionista, puede realizar tareas con un alto grado de excelencia, pero su percepción irracional le hace creer que su trabajo no ha estado a la altura a pesar de los elogios de los demás.

Culpa

Ya que la persona perfeccionista nunca se siente bien con lo que realiza, piensa que nunca ha conseguido sus objetivos. Por tanto, la auto recriminación y la culpa son habituales, por pensar que no ha cumplido sus expectativas.

Rigidez

Querer hacerlo todo perfecto lleva al perfeccionista a ser una persona rígida, no espontánea e inflexible.

Obsesión

Las personas son obsesivas y quieren tener todo siempre bajo control. El perfeccionista tiene muchas dificultades para disfrutar del día a día, pues siempre está obsesionado con la perfección.

Si crees que tú eres una persona perfeccionista y esto está afectando a tu vida social, familiar o de pareja acude a terapia psicológica para que puedas encontrar un equilibrio y disfrutes de tus logros.

Estimado lector si desea que la Dra. en Psic. Laura Álvarez Alvarado toque algún tema en especial o consultarla favor de comunicarse a los:

 

 

TELS. 01 (998) 2-89-83-74 y al 01(998) 2-89-83-75  EXT: 101 Y 102

E-mail laurisalbavera@hotmail.com

Página Web www.clinicadeasesoriapsicologica.com