Reprueba agua de Valle hermoso

55

La calidad del agua en Vallehermoso está calificada como ‘contaminada’.

 

 

POR: FELIPE VILLA

CANCÚN, Q. ROO.- El agua de casi todo el estado es “excelente” o “de buena calidad”… con excepción de una región colindante entre los municipios de Othón P. Blanco y Bacalar donde, incluso, no alcanzó siquiera el estatus de “aceptable” y está calificada como “contaminada”, de acuerdo con la Comisión Nacional del Agua (Conagua).

 

En específico, se trata del afluente del Río Vallehermoso y que, hidrológicamente, pertenece a la cuenca de la laguna de Bacalar.

 

La información se desprende del informe “Los ríos revueltos. Radiografía de la contaminación”, elaborado por el Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública (CESOP) de la Cámara de Diputados federal, con información de la Red Nacional de Monitoreo de la Calidad de las Aguas Nacionales, de la Conagua.

 

La escala de la calidad del agua, determinada por la Conagua, va de “excelente”, “buena” y “aceptable” a “contaminada” y “fuertemente contaminada”.

 

Según el documento, liberado a mediados de marzo pasado, el agua de la región de Vallehermoso reprobó dos de cuatro indicadores de calidad del agua. Al primero se le conoce como DBO5 (Demanda Bioquímica de Oxígeno), que indica la cantidad de materia orgánica biodegradable presente en el líquido. La fuente de esta contaminación son las “descargas de aguas residuales municipales”.

 

El segundo indicador reprobado por la región de Vallehermoso es el DQO (Demanda Química de Oxígeno), que indica la cantidad de materia orgánica presente en el agua. Esta contaminación es ocasionada por las “descargas de aguas residuales en general”.

 

Las “aguas residuales municipales”, define el documento, “son generadas en nuestras casas, en el lugar de trabajo y en los lugares públicos; se descargan a los sistemas municipales de alcantarillado”. Además de desechos biodegradables de origen orgánico, también contienen sustancias tóxicas, generalmente solventes de los productos de limpieza.

 

En cambio, las “aguas residuales en general” provienen principalmente de las actividades productivas, como la agricultura, la industria y la minería. “Pueden contener toda una serie de sustancias tóxicas como compuestos orgánicos persistentes o volátiles, o metales pesados”.

 

“Algunas de estas sustancias pueden causar disrupciones hormonales, afectaciones al desarrollo del feto o cáncer. En la mayoría de los casos existen sustancias inocuas alternativas”, agrega el reporte.

 

Con excepción de Vallehermoso, Quintana Roo es uno de los estados con mejores resultados de toda la República, pues los demás sitios de agua de la entidad están calificados con “excelente” (tres) y “muy buena” (uno) calidad. Los cinco sitios quintanarroenses están constituidos por 99 cuerpos de agua.