¿Y si me lanzo sin seguro?

226

 

 

DAVID LOJI / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- No contar con un seguro de auto y aventurarte a las calles sin él puede traerte costosas multas y serios problemas en caso de sufrir un accidente.

 

“Una póliza de seguros siempre será más económica que el costo de un siniestro que involucra daños materiales a terceros o tu propio auto, al igual que lesiones a un tercero o su muerte” dijo Mario García de Coopertus Agente de Seguros y Fianzas.

 

Contar con seguro es necesario para cubrir el riesgo probable de un accidente o avería, porque la responsabilidad que tiene el conductor al causar daños a terceros puede ser muy onerosa e incluir afectaciones al municipio como averiar la carpeta asfáltica, luminarias, señalización o aceras.

 

Entre los daños también pueden entrar a particulares en su propiedad o persona. Y si se le ocasionan lesiones que causen discapacidad permanente o muerte a un tercero, habrá consecuencias legales.

 

Un seguro protege de eventualidades, pero es necesario contar con la cobertura correcta que puede ser: amplia, limitada o de responsabilidad civil.

 

La cobertura de responsabilidad civil cubre los daños ocasionados a terceras personas en sus bienes o personas, sin embargo, los daños que sufra el asegurado los tendrá que costear el mismo.

 

En una póliza limitada se suman los daños a terceros a la cobertura de robo del vehículo del asegurado, aunque hay que pagar un deducible si se da un siniestro.

 

Y en caso de un percance, si se dictamina que el responsable es el asegurado, la reparación de su auto corre por su cuenta.

 

En una póliza amplia, además de las coberturas de responsabilidad civil y robo, se añade la de daños materiales, que cubren los del asegurado, aunque él haya causado el siniestro.

 

Eso sí, tendrá que pagar un deducible.

El asegurado también debe saber las sumas aseguradas, que marcan el alcance de la póliza.

 

Adicionalmente debe saber si la póliza incluye coberturas accesorias como asistencia legal y asistencia en el camino.

 

La cobertura de gastos médicos a ocupantes va implícita en las pólizas amplias, pero ciertas aseguradoras la incluyen también en pólizas limitadas.

 

García hace la observación de que no se debe sobrepasar el número de ocupantes de la unidad, pues hay aseguradoras que no protegen a la persona excedente.

 

Algunas compañías en este caso pueden repartir la suma asegurada entre el número de ocupantes; el criterio varía según la aseguradora. Pero exceder el número de ocupantes del auto es un riesgo que no vale la pena correr.