Anuncian Instituto de Salud

203

 

Por: Claudia Guerrero / Agencia Reforma
CIUDAD DE MÉXICO 09-Apr-2019 .-Para sustituir en definitiva al Seguro Popular, el Presidente Andrés Manuel López Obrador anunció ayer la creación del nuevo Instituto Nacional de Salud para el Bienestar.

Frente a la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, y representantes de la Organización de los Estados Americanos (OEA) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS), el mandatario aseguró que la nueva instancia será la responsable de atender a los 60 millones -dijo- de mexicanos que carecen de seguridad social.

 

“Vamos a reestructurar todo el Sistema de Salud, vamos a crear un Instituto Nacional de Salud para el Bienestar que se va a ocupar de la atención de quienes no tienen posibilidades de contar con un seguro, para la población no asegurada”, indicó en Palacio Nacional durante el lanzamiento del Informe de la Comisión de Alto Nivel Salud Universal en el Siglo XXI.

 

El Seguro Popular fue creado hace 14 años para atender a la población sin seguridad social a través de atención médica primer nivel y tratamiento de varias enfermedades, algunas de las cuales generan gastos catastróficos (entre ellos diversos tipos de cáncer).

 

Al cierre de 2018, se reportaron 53.5 millones de afiliados en el país y un presupuesto ejercido de 68 mil 108.4 millones de pesos. Su modelo de financiamiento es bajo un esquema tripartito, con aportaciones por persona afiliada del Gobierno federal, de los estados y de las contribuciones de los beneficiados.

 

Aunque el Presidente no lo informó durante el evento, se perfila como titular del nuevo instituto el tabasqueño Juan Antonio Ferrer, quien ya laboraba en el sector como coordinador del Plan Nacional de Salud en el sureste del país.

 

Fuentes de la Ssa informaron que aún se afinan los detalles de carácter jurídico para determinar si se tratará de un órgano desconcentrado o descentralizado.

 

En entrevista, el subsecretario de Prevención y Promoción a la Salud, Hugo López-Gatell, explicó que ya son 10 los estados los que han firmado un convenio voluntario con el Gobierno federal para federalizar el servicio.

 

Desintegrado
Durante su discurso, López Obrador denunció que su Gobierno recibió un sistema de salud “en ruinas”.

 

Tras acusar a las pasadas administraciones de esmerarse en destruir al sector, aseguró que la Secretaría de Salud quedó sólo como una dependencia normativa, mientras el IMSS y el ISSSTE atienden a los asegurados y un endeble Seguro Popular al resto de la población.

 

“Vamos a federalizar el sistema de salud, sobre todo en lo que tiene que ver a la atención de la población no asegurada”, expuso el mandatario.

 

“Se creó algo que se llama Seguro Popular que, en la práctica, ni es seguro ni es popular. No hay médicos suficientes, es muy deficiente la atención, no tenemos médicos. Está muy mal el sistema de primer nivel”.