NIDO DE VÍBORAS

78

 

POR: ALBERTO CHUC 

NO CONTENTOS con ser un monopolio, los taxistas del estado andan cabildeando con los legisladores federales para ver de prohibir de ley que plataformas digitales de transporte como Uber, Cabify y similares presten su servicio en Quintana Roo.

 

LA JUSTIFICACIÓN, que es más de los patrones que de los choferes, es que esas empresas representan una competencia desleal y además aportan poco al país; es decir, la misma cantaleta patriotera de siempre.

 

APARTE DE la ceguera y falta de visión que semejante posición de atrincheramiento representa (y que además los emparenta con ese otro paladín del proteccionismo llamado Donald Trump), su defensa a ultranza de sus privilegios en detrimento de los demás es una muestra de anquilosamiento mental.

 

Y ES que al escuchar las razones dadas por Erasmo Abelar Cámara, líder de esa organización oligárquica que es el Sindicato de Taxistas Andrés Quintana Roo, queda de manifiesto que en sus cabezas aún pervive una mentalidad de la primera parte del siglo pasado, cuando resonaba aquella frase de “Aplíquese la ley… sobre los bueyes de mi compadre”.

 

***

YA QUE hablamos de legisladores federales que lo representan a usted y a mí en el Congreso de la Unión, el famoso San Lázaro, el pleno de este último concedió ayer licencia indefinida al diputado por Quintana Roo Jorge Emilio González Martínez para separarse de sus funciones.

 

LOS MOTIVOS que el Niño Verde tenga para haber pedido ausentarse de la chamba sin consecuencia alguna no fueron dados a conocer, pero poco importa. Después de todo, ¿alguien sabe cuáles eran sus funciones?

 

***

LOS INTEGRANTES del grupo parlamentario de Encuentro Social, ese partido zombi que no tiene registro pero sí legisladores, presentó ante la Cámara de Diputados una iniciativa para transformar a la Lotería Nacional para la Asistencia Pública en la Lotería Nacional para el Bienestar Social.

 

LA IDEA, dicen, es elevar los estándares de vida material, de salud, educativos, de actividades personales y de medio ambiente de todos los mexicanos, lo que suena requetechulis.

 

CÓMO SE logrará todo eso con un cambio de nombre no lo dijeron, que quizá ni lo saben, pero el caso es hacer como que trabajan para justificar que cobran una lana pese a que como partido no existen a nivel nacional.

 

***

¡NOS INVADEN los rojos! De acuerdo con Darío Flota Ocampo, quien lleva las riendas del Consejo de Promoción Turística del estado, hay una ‘oleada de rusos’ en la entidad; pero que nadie se asuste, porque los invasores son benignos y dejan hartos rublos en estas tierras.

 

LO QUE resulta simpático en la declaración del funcionario, es que la oleada la componen alrededor de 500 ciudadanos rusos que viven repartidos en la entidad, principalmente en la zona norte.

 

ESA ES, pues, la lección del día patrocinada por el CPTQ: si dos son compañía y tres son multitud, 500 son una oleada…