Se rehúsan taxistas a compartir pastel

40
dav

Erasmo Abelar Cámara, secretario general del Sindicato de Taxistas Andrés Quintana Roo, dijo que empresas como Uber son una competencia desleal para el gremio.

 

 POR: HERLINDO VÁZQUEZ

CHETUMAL, Q. ROO.- Los taxistas de Cancún no quieren competencia. Para ello, promueven con legisladores federales una iniciativa que impida la entrada de plataformas digitales de transporte como Uber, Cabify y Lyft.

 

Dichas empresas representan una competencia desigual e inseguridad, además de que tampoco generan dividendos para el país, señaló el secretario general del Sindicato de Taxistas Andrés Quintana Roo, Erasmo Abelar Cámara, una de las agrupaciones más aguerridas del sector.

 

El líder de los ruleteros señala que la falta de una cromática definida en las unidades, la ausencia de una placa de servicio público, así como de un número económico y una concesión, convierten a la empresa Uber en una competencia desleal para el gremio taxista de Quintana Roo.

 

Además de que operarían en la ilegalidad ya que utilizan vehículos particulares para dar el servicio, algo que no permite la Ley de Movilidad de Quintana Roo.

 

Actualmente Uber no opera en la entidad, aunque en redes sociales mantiene una campaña en la que informa de su inminente regreso. Abelar Cámara señala que Uber obtuvo un amparo federal condicionado, pues requiere de permiso para operar.

 

“La Ley de Movilidad permite a las plataformas virtuales prestar el servicio de transporte, pero siempre y cuando tengan un permiso del estado”, explicó.

 

Sin embargo, al representar una competencia desleal que no genera dividendos para la entidad, los diferentes gremios taxistas promueven sacarla incluso de México.

 

“Con el apoyo de legisladores federales estamos conformando un frente común nacional que impulsará una iniciativa para sacar a las plataformas virtuales del país”, amenazó.

 

Para ello promueven consensos para determinar la ruta a seguir, pues Uber tiene muchos recursos para contrarrestar cualquier iniciativa en su contra, reconoció.

 

En tanto, los gremios taxistas se fortalecen y preparan mecanismos virtuales para incorporarse en la prestación otro tipo de servicios, aseguró.

 

“Hay cosas que Uber nunca tendrá y nosotros vamos a ofrecer, como seguridad y mejor calidad de servicio, para ser más competitivos”, dijo.

 

Uber ya operó en la entidad hace más de un año; sin embargo, la presión de los sindicatos de taxistas, que incluso promovieron acciones violentas en contra de los conductores de la plataforma, causó que de modo unilateral decidiera salir del estado.