La plaga de la lechugilla no es problema, considera Ecosur

72

Deben destinarse recursos para diagnosticar la situación que prevalece en la sabana de Chetumal, para la restauración integral de sedimentos, agua y plantas.

 

 

POR: LAURA CRUZ

CHETUMAL, Q. ROO.- La falta de financiamiento e inversión ha impedido realizar más estudios a la sabana de Chetumal para documentar la presencia de la lechuguilla, señaló Nuria Torrescano.

 

La coordinadora de la Unidad de Chetumal de Ecosur dijo que aún cuando el Colegio de la Frontera del Sur realizó un diagnóstico que entregó a la Procuraduría del Medio Ambiente para su análisis, las instituciones del gobierno estatal deben destinar recursos públicos para elaborar un informe preciso sobre la situación actual que prevalece.

 

“Se hizo un diagnóstico preliminar y se identificó la presencia de metales pesados, en varios sitios del afluente y unos sitios más contaminados que otros, pero faltan cosas por hacer y se requiere inversión”, explicó.

 

Torrescano Valle reconoció que la lechuguilla no representa un problema pero revela que en la sabana van a parar vertederos de agua de la población que vive en los alrededores, así como basura que se arroja al interior de manera clandestina.

 

“Se tendría que hacer un manejo de la lechuguilla y de las aguas, además de una restauración integral, de sedimentos, agua y plantas”, agregó.

 

Para la coordinadora de Ecosur, la lechuguilla es indicador de que el agua de la sabana tiene grandes cantidades de nutrientes, por lo que su reparación podría llevar años.

 

Lo anterior, porque aún cuando se han emprendido acciones para el control de la plaga, los resultados han sido poco favorables hasta el momento.

 

Hace semanas, el procurador estatal del Medio Ambiente, Miguel Ángel Nadal Novelo, dio a conocer la intención de instalar un centro de investigación para implementar estrategias de preservación y atención por la afectación de la lechuguilla en el cuerpo lagunar, pero no hay avances hasta el momento.