Niega CFE riesgo de apagones

51

Manuel Bartlett, titular de la CFE, descartó más apagones en el sureste.

 

POR: ANGÉLICA HERNÁNDEZ / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- La Comisión Federal de Electricidad (CFE) negó que exista riesgo de nuevos apagones en la Península de Yucatán, como lo señaló el presidente de la Comisión Reguladora de Energía (CRE), Guillermo García Alcocer.

 

Esto, a pesar de que en menos de un mes la Península sufrió dos apagones, uno el 8 de marzo y otro el 5 de abril, afectando a los estados de Yucatán, Campeche y Quintana Roo.

 

“Las declaraciones del comisionado presidente de la CRE son alarmistas, porque no tenemos desabasto de gas. No hay desabasto y apagones a la vista”, aseguró el director general de la CFE, Manuel Bartlett.

 

En tanto, el director de Transmisión de la CFE, Noé Peña Silva, comentó que la capacidad instalada y generación en la Península es suficiente para cubrir la mayor demanda en verano, la cual es cercana a los 2 mil megawatts.

 

En caso de que la Comisión tenga alguna falta de gas natural, puede emplear el uso de diésel y combustóleo para continuar con la generación y suministro eléctrico, expuso el subdirector de Negocios no Regulados de CFE, José Manuel Muñoz Villalobos.

 

Lo que sí hará la CFE es reforzar la red de transmisión en la Península de Yucatán. Anunció que la obra incrementará la transferencia de energía eléctrica desde el sureste del país en beneficio de 1.9 millones de clientes, y se estima que entre en operación dentro de dos años con una inversión aproximada de 2 mil millones de pesos.

 

Peña Silva señaló que la ruta alterna se localizará entre Malpaso, Chiapas, y Ticul, Yucatán. Con este proyecto, dijo, se contribuirá a satisfacer la creciente demanda de energía eléctrica y a evitar las interrupciones en el suministro de energía eléctrica en la región.

 

El Sistema Peninsular se interconectó con la Red Eléctrica Nacional en 1988 y para 1997 se reforzó con 400 kilovoltios. Actualmente la CFE cuenta con más de 100 mil kilómetros de líneas, más de 330 mil torres de transmisión y subtransmisión, y más de 2 mil subestaciones de potencia a nivel nacional.

 

“La capacidad instalada de generación en la Península de Yucatán es suficiente para sostener el consumo de la región, además se cuenta con la interconexión hacia el resto del país a través de las redes de Transmisión, por lo que desabasto y apagones no están previstos”, recalcó Muñoz Villalobos.