Prevén por apoyo a maíz ‘boquete’ presupuestal

66

El ingreso objetivo pretende garantizar a los productores una rentabilidad por su inversión a través de un ingreso mínimo por tonelada producida y comercializada.

Charlene Domínguez

La actualización del ingreso objetivo del maíz blanco, de 3 mil 960 pesos a 4 mil 150 por tonelada, abrirá un boquete presupuestal para la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader), advirtieron especialistas.

Si bien esta modificación es positiva para productores comerciales del País, lo cierto es que a Sader le requerirá recursos que no fueron considerados en un inicio porque se contempló operar con los montos establecidos en 2018.

El ingreso objetivo pretende garantizar a los productores una rentabilidad por su inversión a través de un ingreso mínimo por tonelada producida y comercializada, y además del maíz, participan otros cultivos como el trigo panificable y cristalino, sorgo, soya, cártamo y girasol.

Juan Carlos Anaya, director general del Grupo Consultor de Mercados Agrícolas (GCMA), explicó que con dicha actualización, la Sader necesitará mayores recursos para atender el aumento que no estaba considerado en el plan presupuestal.

“(La Sader) va a tener que reasignar de otros programas para atender este incremento, o van a tener que ver con la Secretaría de Hacienda una ampliación presupuestal para poder atender lo que otorgaron en la negociación (con los maiceros)”, expuso.

Gustavo Rojo, presidente de la Confederación de Asociaciones Agrícolas del Estado de Sinaloa, detalló que su petición de aumento en el ingreso objetivo del maíz respondió a que los costos de producción han aumentado y ya no tenían rentabilidad. “Vemos que el diesel nos cuesta más caro, los fertilizantes y todo lo que conlleva la agricultura (por eso) nos metimos en una lucha por lograr una rentabilidad, aunque fuera pequeña”, señaló.