Pide FAO respeto a alimentos

225

 

“Si amamos tanto la comida, ¿por qué dejamos que tantos alimentos se pudran en nuestros refrigeradores, queden como sobras tras nuestras fiestas, se descarten en nuestras tiendas o directamente los tiramos a la basura desde nuestros platos?”.

 

Por: Nayeli Estrada / Agencia Reforma
CIUDAD DE MÉXICO 15-Apr-2019 .-Amar también significa respetar. Decimos que amamos la comida pero, ¿qué tanto respeto mostramos hacia ella? La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), plantea esta pregunta contrastando que cada año se desperdicia un tercio de lo que se produce en el mundo, y 821 millones de personas padecen hambre.

“Si amamos tanto la comida, ¿por qué dejamos que tantos alimentos se pudran en nuestros refrigeradores, queden como sobras tras nuestras fiestas, se descarten en nuestras tiendas o directamente los tiramos a la basura desde nuestros platos? Nos encanta la comida, pero no la cuidamos. No la respetamos. Todos queremos el respeto que cantaba Aretha Franklin, y para conseguirlo antes deberíamos mostrarlo”, se puede leer en la página oficial de la organización.

Para respetar todo lo que hay detrás de lo que nos alimenta, la FAO publicó recientemente 6 formas de ayudar a los consumidores a tomar acciones.

Reduce el desperdicio de alimentos
Comprar alimentos naturales de aspecto feo y sólo lo que necesitas es un punto de inicio. Además, almacena de forma inteligente, considera las fechas de caducidad y don los excedentes.
“Cuando desperdiciamos comida, también desperdiciamos todos los recursos utilizados para cultivar, procesar, transportar y comercializar esos alimentos. La comida es mucho más que lo que hay en nuestros platos”, destaca la página oficial.

Apoya a los agricultores
Prefiere los mercados locales. Como comprador, dar espacio de crecimiento a sus actividades económicas implica reconocer y respetar el trabajo del campo.

Valora el trabajo para producir alimentos
Los alimentos que elegimos afectan nuestro futuro y el del resto del planeta, ya que no solo estás consumiendo el arduo trabajo de campesinos con los alimentos, también recursos naturales.

Adopta una dieta más saludable y sostenible
El alimento es energía, consumir demasiada comida de un sólo tipo puede conducir a la obesidad, carencias o enfermedades relacionadas.

Aprende de dónde proceden los alimentos
Al aprender más sobre nuestra comida, aumenta nuestro respeto por lo que estamos comiendo.

Mantén la conversación
Al tratar cada almuerzo con orgullo, respetamos a los agricultores que lo produjeron, los recursos que se utilizaron para producirlo y a las personas que no pueden disfrutarlo. El respeto se puede transmitir. Habla con las personas que te rodean y con las nuevas generaciones sobre cómo elegir de forma informada alimentos saludables y sostenibles.

“Para muchas personas en nuestro planeta, la comida es algo que se da por hecho. Está ahí, en casa o en una tienda, y por lo general, tienen los medios para comprarla. Pero para mucha gente, la comida es escasa o inaccesible. Para la alarmante cifra de 821 millones de personas que padecen hambre, la comida no es algo que esté garantizado, supone un reto diario”, destaca la publicación.