Despierta dudas informe ‘editado’

42

Señalan que en 1989 el ahora Fiscal de EU ocultó conclusiones de otro documento.

REFORMA / STAFF

Aunque salga a la luz el informe completo del “Rusiagate”, persistirán las dudas. El reporte de la investigación del Fiscal especial Robert Mueller sobre la injerencia rusa en los comicios de EU será entregado al Congreso este jueves, anunció ayer el Departamento de Justicia, sin embargo, no está claro qué tanto del documento será público.

Por semanas, lo único que se ha conocido sobre la investigación es una carta de cuatro páginas escrita por el Fiscal General, William Barr.

Según ese texto, el informe no establece que el equipo de campaña de Donald Trump conspiró con Rusia; sin embargo, no exoneran al Presidente sobre obstrucción de justicia.

Pero el historial de Barr levanta dudas sobre qué material será editado del documento de casi 400 páginas y qué tanto se apegó su carta al original, de acuerdo con el diario The Washington Post.

Y es que el ahora Fiscal estuvo envuelto en una polémica similar cuando fue jefe de la Oficina de Asesoría Legal (OLC, en inglés) del Departamento de Justicia, reveló Ryan Goodman, ex asesor de Defensa, en el sitio web especializado Just Security.

En 1989, la Oficina había determinado que el FBI podía poner bajo custodia a personas en otros países incluso sin el consentimiento de sus Gobiernos, allanando el caso para la detención del ex líder panameño Manuel Antonio Noriega.

Cuando el Congreso le pidió a Barr el informe detallado de la opinión jurídica de la OLC, él sólo ofreció una carta con las conclusiones.

Pero en 1991, cuando el documento completo fue obtenido por los legisladores, se descubrió que el ahora Fiscal había dejado fuera varios puntos importantes que fundaban la opinión jurídica, como que el Departamento de Justicia consideraba que el Presidente tenía la autoridad para violar acuerdos de la ONU.

“Lo que omitió es muy importante para la práctica legal, sin embargo le dijo al Congreso que había incluído todas las ‘conclusiones principales’”, señaló Goodman en una entrevista con el Post.

“Para mí eso es importante, porque genera mucha desconfianza en que Barr está manejando el proceso (del informe de Mueller) de una manera que sea fiel a los principios que anunció y que le permitirá al público saber lo que necesita”.

Barr ha dicho que ofrecerá argumentos para justificar las omisiones en el reporte. Por el momento, el Presidente ha aprovechado la carta del Fiscal para llamar a investigar a sus opositores, algo que el Departamento podría hacer.

“Mueller y el Fiscal General basados en los hallazgos de Mueller (y gran inteligencia), ya han dictaminado que no hay colusión ni obstrucción”, escribió ayer Trump en Twitter.

“¡Estos fueron crímenes cometidos por la Tramposa Hillary, la dirigencia demócrata, policías sucios y otros! INVESTIGUEN A LOS INVESTIGADORES!”, agregó.