Acechan asaltantes en casas alquiladas

48

En los atracos, que duran en promedio 10 minutos, participan más de dos personas, quienes estudian a las víctimas para saber cuándo está sola la casa.

AUGUSTO ATEMPA

En la Ciudad de México, algunas bandas que se dedican al robo de casa habitación tienen un nuevo modus operandi.

Los amantes de lo ajeno rentan inmuebles lujosos para espiar a sus vecinos y tras monitorear sus movimientos saquean sus viviendas.

El nuevo modelo lo detectó el Consejo Ciudadano de Seguridad y Justicia en Polanco, Santa Fe, Las Lomas, Del Valle, Narvarte y Portales, entre otras colonias. Salvador Guerrero, presidente del organismo, explicó ayer que el delito se comete de manera diferente según la zona económica.

“Los ladrones invierten en imagen, en presencia, en los departamentos, en rentas caras, porque cada uno de esos hits les pueden generar un promedio de 200 a 400 mil pesos.

“Rentan un departamento o una casa con una mensualidad de entre 20 mil y 40 mil pesos, se asemejan a los que están en su entorno y desde ese edificio comienzan a robar al resto de los vecinos de casas o departamentos de las zonas acomodadas”, alertó Guerrero.

En los atracos, que duran en promedio 10 minutos, participan más de dos personas, quienes estudian a las víctimas para saber cuándo está sola la casa.

De acuerdo con autoridades capitalinas, como la Secretaría de Seguridad Ciudadana o la Procuraduría de Justicia, los asaltantes rentan autos de lujo para pasar desapercibidos, mientras espían a “sus vecinos”.

Guerrero comentó que para tener un mejor acercamiento al inmueble donde ejercerán el golpe, los hampones rentan apartamentos en los mismos edificios, sin importar que el alquiler sea elevado. Los empleados domésticos también forman parte, de manera indirecta, del objetivo delictivo, pues los ladrones obtienen información de dichos trabajadores.