Reprueban concursos 48% de los maestros

73

En tanto, a nivel media superior, en los últimos cinco ciclos escolares se sometieron a evaluación 146 mil 679 maestros. De ese total, más del 59 por ciento no acreditaron su idoneidad para impartir clases.

Martha Martínez

El 48 por ciento de los maestros que en los últimos cinco ciclos escolares participaron en concursos de oposición para el ingreso a la educación básica fueron calificados como no idóneos para estar al frente de un salón de clases.

El documento “Libro Blanco de la Reforma Educativa 2012-2018”, que entregó la pasada Administración federal, señala que el proceso de ingreso tiene como objetivo garantizar los conocimientos y capacidad necesarias de los profesores a través de un concurso de oposición para aquellos que desean ingresar al Servicio Profesional Docente en la educación básica y media superior que imparte el Estado.

En tanto, a nivel media superior, en los últimos cinco ciclos escolares se sometieron a evaluación 146 mil 679 maestros. De ese total, más del 59 por ciento no acreditaron su idoneidad para impartir clases.

Las evaluaciones magisteriales fueron incorporadas al sistema educativo nacional por la reforma educativa de 2013; los resultados de éstas se clasifican como idóneos y no idóneos. Los maestros clasificados como idóneos, son aquellos que acreditan los conocimientos y las habilidades mínimas para su ingreso al Servicio Profesional Docente, es decir, para dar clases.

“La evaluación es imprescindible para identificar quiénes tienen la capacidad y los conocimientos para asumir tremenda responsabilidad. Nadie quiere dejar a sus hijos y su futuro en manos de personas ‘no idóneas’”, dijo la legisladora del PRD, Abril Alcalá, secretaria de la Comisión de Educación de la Cámara de Diputados.

“Sobre todo es un derecho de niñas, niños y adolescentes tener maestros y maestras bien capacitados, así como de éstos tener acceso a una capacitación continua”, afirmó Verónica Juárez, coordinadora del PRD en San Lázaro.

En materia de promoción, los docentes tampoco obtuvieron resultados considerados sobresalientes. La reforma educativa contempla tres tipos: la promoción a cargos con funciones de dirección y supervisión, la promoción en funciones -aquella que otorga incentivos sin necesidad de cambiar de función- y la que tiene como objetivo capacitar al docente para brindar servicios de asesoría técnica pedagógica.

TAMBIÉN DIRECTORES El “Libro Blanco” de la SEP indica que más de 89 mil docentes presentaron exámenes para promoción a puestos de dirección y supervisión en educación básica, de ellos 40 por ciento resultaron no idóneos.

En cuanto a la educación media superior, fueron evaluados 15 mil maestros, de los cuales 54 por ciento no acreditaron su idoneidad. Para funciones de supervisión, presentaron examen 46 mil 766 docentes de nivel básico, pero de ellos, sólo 22 mil pasaron el examen. En el caso de la educación media superior se evaluó a 902 maestros; 568 clasificados como no idóneos.