Vigilan con lupa los gastos de campaña

112

De acuerdo con la normatividad del INE, el candidato que exceda el tope de gasto de campaña puede recibir desde una sanción económica hasta la pérdida de registro.

 

 

Por: HERLINDO VÁZQUEZ

CHETUMAL, Q. ROO.- Los gastos de campaña de los candidatos a diputados es fiscalizada por los auditores del Instituto Nacional Electoral (INE) en tiempo real para comprobar que cumplan con los topes establecidos.

 

De acuerdo con la normatividad, aquel candidato que exceda el tope de gasto de campaña puede recibir desde una sanción económica en función de lo excedido, hasta perder el registro si pasó del cinco por ciento y su diferencia con el segundo lugar es menor del cinco por ciento de la votación, incluso también puede ser descalificado si no presenta el informe de gastos correspondiente.

 

Al respecto, la vocal ejecutiva de la Junta Local del INE, Claudia Rodríguez Sánchez señaló que los monitoristas y auditores realizan labores de fiscalización en los actos que llevan a cabo los candidatos.

 

Expuso que aun cuando la estadística muestra que los partidos políticos registran cada año menos omisiones en sus informes de campaña ante las autoridades electorales, estas mantienen una observación constante de las actividades y gastos realizados.

 

Por ejemplo, dijo, se revisa y contabiliza todo el gasto que realizan respecto a renta de mobiliario, equipo de sonido, mantas, banderines, camisetas, vehículos, renta de autobuses o transporte, y la logística en general, con el fin de detectar cualquier anomalía en el tope de gastos de campaña.

 

En cada uno de los cuatro distritos electorales federales existe un monitorista, que se apoya con los siete integrantes del área de Fiscalización de la Junta Local, es decir son 11 los elementos encargados de contabilizar los gastos de cada evento proselitista.

 

Rodríguez Sánchez destacó que los partidos políticos tienen la obligación de informar en tiempo real todos los gastos que hagan en sus actos proselitistas, no sólo en cuanto a eventos multitudinarios sino en recorridos casa por casa, actividades sin candidato y propaganda pública como pósters, mantas y espectaculares.

 

En la pasada elección de julio, los partidos políticos fueron sancionados con más de 2.2 millones de pesos por diversas irregularidades en el gasto de las prerrogativas públicas.

 

Entre las faltas más recurrentes estuvieron los gastos no reportados o pagos por eventos sin notificar al INE, o hacia actividades no partidistas, entre otros.

 

También se impusieron dos amonestaciones públicas a candidatos independientes por incurrir en prácticas no permitidas, similares a la de partidos políticos.