En vigor, reglas para plataformas

49

Plataformas tipo Airbnb deben reportar la retención de impuesto al hospedaje.

 

 

POR: OMAR ROMERO

CANCÚN, Q. ROO.- Desde este martes entraron en vigor las reformas a la Ley del Impuesto al Hospedaje del Estado de Quintana Roo, donde se regula la operación de las diferentes plataformas digitales, y también contempla para el pago a quienes rentan desde marinas turísticas, departamentos, casas, hasta villas particulares de manera total o parcial.

 

En el Periódico Oficial de Quintana Roo se divulgó el decreto 313, con el que se reforma la fracción I del artículo 2, así como las fracciones IV, V y el párrafo tercero del artículo 4, y se adiciona un cuarto párrafo al artículo 4 de la Ley antes mencionada, que ya había sido publicada el 31 de diciembre de 2018.

 

Los legisladores reformaron el artículo 2 de esta disposición, ya que ahora se contempla como anfitrión tanto a la persona física como moral (anteriormente sólo se consideraba a la primera) que brinda servicios de hospedaje en inmuebles de su propiedad, posesión o administración en forma parcial, total o de manera permanente o eventual a través de plataformas digitales.

 

Asimismo en las fracciones IV y V del artículo 4, se estableció que son objeto del impuesto (que en 2017 se estableció del 3 por ciento) por el pago de servicios de hospedaje las personas que mediante sus marinas turísticas, departamentos, casas y villas particulares brinden dicha prestación.

 

La Ley reitera que si participa un intermediario, promotor o facilitador en el cobro de las contraprestaciones por servicios de hospedaje a través de plataformas digitales, y en caso de que se cubra por ese medio, tiene la obligación de retener y enterar del impuesto a quienes han solicitado la prestación usando las formas autorizadas por la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan), a través de los medios electrónicos dispuestos por la dependencia, debiendo proporcionar al propietario la constancia de la retención.

 

En la reciente publicación se agregó que cuando se tenga como actividad económica la prestación del servicio de hospedaje o alojamiento, tanto la retención como el pago del impuesto en las oficinas o medios autorizados por la Sefiplan deberán realizarse por los propios dueños.

La plataforma digital que intervenga en el cobro de la contraprestación por el servicio de hospedaje, debe proporcionar a la Secretaría su padrón de anfitriones.

 

El decreto entró en vigor a partir de ayer, dejando sin efecto todas las disposiciones legales que se opongan al mismo, de igual o inferior jerarquía.

 

Desde 2017, la Ciudad de México formalizó el cobro del 3 por ciento por la prestación de Servicios de Hospedaje en aplicaciones móviles; en enero del año en curso, el Ayuntamiento de Guanajuato aprobó la reforma al Reglamento de Zonificación, Uso y Destino del Suelo, con la que se reguló el alquiler de inmuebles a través de las plataformas digitales; situación similar ocurre en Yucatán, Sinaloa, Oaxaca y Baja California.