Proponen unirse vs la delincuencia

78

El estado tiene un Consejo Municipal de ese tipo que opera en Cozumel.

OMAR ROMERO

CANCÚN, Q. ROO.- El presidente de la Red Nacional de Consejos Ciudadanos (RNCC), Rafael Rueda Moncalián exhortó a las cámaras empresariales de Quintana Roo a organizarse para que se conforme un Consejo Ciudadano de Seguridad y Procuración de Justicia, y de esta manera trabajar con las instituciones para atender la incidencia delictiva.

“Los acercamientos muchas veces se hacen a través de las cámaras (empresariales), a través de Coparmex, a través de Canaco, a través de grupos ya organizados que son con los cuales tratamos de organizarlos para que creen un Consejo Ciudadano de Seguridad y se sumen a la Red.

Es de suma importancia porque entre más organizados estemos los ciudadanos, los empresarios y comerciantes más vamos a poder confrontar a los delincuentes”, expuso.

Hasta el momento en la entidad hay un Consejo Municipal de ese tipo, en Cozumel; sin embargo, lo que la Red Nacional pretende es que en cada estado exista un organismo que logre que la población recupere la confianza en sus autoridades a través de diversas actividades encaminadas a la prevención del delito.

Por ejemplo, Estado de México, Chihuahua, Baja California, Durango, Nuevo León, Veracruz, Puebla, Ciudad de México, Oaxaca, Zacatecas, Hidalgo, Jalisco y Morelos ya cuentan con sus respectivos Consejos Ciudadanos.

En ese sentido, Rueda Moncalián abundó que han solicitado una reunión con el secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo y con el titular del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, Franco Fabbri Vázquez, a fin de que puedan ser ayudados con recursos económicos para poner en marcha los programas en cada una de las entidades.

“Ahorita somos 16 estados en los que hay Consejos, en unos son municipales, en otros son estatales, lo que queremos hacer es que crezcan más”, reiteró al exponer que son necesarias ferias de prevención del delito, impulsar los números de denuncias y la cultura de la autoprotección y sobre todo, que la gente deje de ver a los policías como sus enemigos.

Actualmente, Quintana Roo ha sido objeto de un alza en la percepción de inseguridad entre sus habitantes, tendencia que ya venía sucediendo desde la Administración de Roberto Borge Angulo.

Esto ha causado preocupación no sólo entre los pobladores, sino entre los sectores productivos también, que temen un efecto negativo sobre el turismo, principal actividad económica de la región.

Y aunque hasta el momento se han registrado algunos reportes negativos en medios internacionales, en general el estado no es percibido como inseguro; de hecho, las recomendaciones que el Departamento de Estado de Estados Unidos emite para sus ciudadanos que viajan al extranjero, colocan a Quintana Roo en Nivel 2, de precaución, pero que no prohíbe trasladarse a la entidad. Esta clasificación se ha mantenido así desde hace dos años.