Reclaman orden; pactan acuerdos

54

La alcaldesa Laura Beristain recibió a empresarios inconformes y ofreció trabajar de la mano con ellos por el bien de Solidaridad.

 

 

POR: ALBERTO CHUC

PLAYA DEL CARMEN, Q. ROO.- Ante la incidencia delictiva que ha azotado a esta cabecera municipal y del caos comercial que impera sobre la transitada Quinta Avenida, empresarios locales exigieron a la alcaldesa Laura Beristain poner orden ya.

 

En una reunión convocada por los diferentes representantes del sector, los empresarios le manifestaron su preocupación por la mala publicidad con que últimamente se ha hecho referencia a Playa del Carmen tanto a nivel nacional como internacional, lo que podría impactar en la economía local, dependiente totalmente del turismo.

 

Con una lista de reclamos que le presentaron ayer a la alcaldesa en su propia oficina, hoteleros, restauranteros y comerciantes en general, de entrada le pidieron poner orden al ambulantaje que ha venido invadiendo la Quinta Avenida, sin regulación alguna, que representan una competencia desleal para el comercio establecido que paga nómina, impuestos y derechos.

 

Este tipo de comercios se establecen colgándose del poste de la luz, sus módulos donde despachan obstruyen la vía pública y son los que generalmente se dedican a vender drogas, con el consentimiento de las autoridades–, acusó uno de los presentes en la reunión a la que asistieron también funcionarios del gabinete municipal.

 

Los representantes del sector empresarial también se quejaron de que los inspectores del Ayuntamiento se dedican a extorsionarlos periódicamente, a pesar de estar en regla y al corriente en el pago de sus impuestos y derechos.

 

Incluso, mencionaron nombres de quienes los han ido a extorsionar directamente, lo cual los ha puesto a merced no sólo de diferentes cárteles de la droga que operan en la entidad sino también de las autoridades municipales que siguen reproduciendo los mismos esquemas de corrupción del pasado.

 

¡A mí nadie me ha informado eso!–, justificó de inmediato Beristain mientras su mirada de ajuste de cuentas recorrió a todos y cada uno de los presentes de su gabinete en busca de una explicación.

 

“Mi gobierno no va a tolerar la corrupción, vamos aplicar el estado de derecho contra todos aquellos que infrinjan las leyes, sin importar de quién se trate”, retomó.

 

Otro reclamo del sector empresarial es el impacto económico negativo que les está provocando ya las recientes modificaciones a la ley estatal que regula los horarios de venta de bebidas embriagantes, “un instrumento más para la corrupción oficial”.

 

“El problema es que esta ley se aplica parejo para todos los negocios dedicados a la venta de alcohol, no distingue entre un restaurante, un bar o un expendio a pesar de que operan de forma muy diferente”, expuso otro de los asistentes a la reunión.

 

También salieron a relucir las quejas que ha provocado entre transportistas, la reciente promulgación de la Ley de Movilidad del estado, a la que se le olvidó regular el servicio de los moto taxis, lo que ha provocado enfrentamientos con el resto del transporte público.

 

El tema del sargazo fue ineludible en la reunión. Sobre éste se adelantó que un grupo de empresarios hoteleros del estado tienen una posible solución que consiste en un sistema mecánico que no sólo recolecta el alga en alta mar sino que la procesa para posteriormente pulverizarla y regresarla al fondo.

 

En respuesta a sus peticiones, la alcaldesa se comprometió a trabajar hombro con hombro con los sectores productivos del municipio para seguir manteniéndolo como un destino atractivo para el turismo internacional y nacional, entre ellas una reunión semanal para darle seguimiento a los asuntos enunciados.