Se reduce edad de la flota aérea

46

 

 

 

POR: AZUCENA VÁSQUEZ / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- En 10 años, las aerolíneas nacionales de carga y transporte lograron reducir a más de la mitad la antigüedad de los aviones que operan.

 

Mientras que en 2010 la antigüedad de la flota aérea era de 18.2 años en promedio, actualmente es de 8.2 años, según las últimas cifras de la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC).

 

Esto obedece a varios factores, entre ellos el incremento de la flota y la renovación de contratos de arrendamiento, lo que ha permitido a las empresas rentar equipos más modernos, dijo Rogelio Rodríguez, especialista en temas aeronáuticos.

 

Las aerolíneas más importantes por su participación en el mercado, Aeroméxico, Interjet, Volaris y VivaAerobus, han renovado e incrementado su flota como efecto natural del crecimiento de sus operaciones, agregó el experto.

 

Según las cifras de la DGAC, además de la renovación de flota se sumaron nuevos aviones para alcanzar un total de 363 el año pasado, 90 más de los que había en 2008.

 

Es la cifra más alta de aeronaves desde 2005, cuando empezó el registro. Con 31 aeronaves, VivaAerobus se ubicó como la aerolínea con la flota más joven, con una edad promedio de 3.5 años.

 

La reducción en la edad de los aviones de las empresas nacionales también se dio porque, en 2010, México tuvo que apegarse a normas internacionales, después de que Estados Unidos bajara la categoría en seguridad aérea al país, explicó Rodríguez.

 

Esta situación orilló a Magnicharters y Aeromar a renovar sus aeronaves, comentó.

 

“Fueron dos casos emblemáticos, donde renovaron sus equipos por estar fuera de rango internacional (en cuanto a la edad de sus aviones)”, mencionó.

 

Fernando Gómez, especialista de la industria de aviación, expuso que las aerolíneas han renovado sus aeronaves por unos de menor antigüedad, ya que con ello reducen sus costos de mantenimiento y gasto en combustible.

 

“Además, aprovecha la vida útil de la aeronave, puede volar más tramos y más rutas con esa misma aeronave que con una más vieja”, mencionó Gómez.

 

Rodríguez añadió que una aeronave de mayor edad es más costosa en comparación con las más nuevas, debido a que éstas requieren un menor mantenimiento.

 

El arrendamiento de un avión de menor antigüedad es más elevado, pero el consumo de combustible es menor, lo cual se traduce en un ahorro.

 

Ambos especialistas calificaron como positivo que la edad promedio de la flota aérea de las compañías nacionales se esté reduciendo.