Llenan para 2020 tablero demócrata

53

Se encaminan en primarias del partido 20 aspirantes.

REFORMA / STAFF

La esperada entrada de Joe Biden completó ayer la lista de demócratas rumbo a las elecciones presidenciales de 2020 de Estados Unidos.

“Los valores fundamentales de esta nación… nuestra posición en el mundo… nuestra democracia… todo lo que ha hecho Estados Unidos está en juego. Es por eso por lo que hoy anuncio mi candidatura para la presidencia del país”, escribió el ex Vicepresidente en Twitter a primera hora de la mañana, acompañándolo de un video.

La nominación del también ex legislador de Delaware era algo que se daba por hecho desde hace unos meses, pero parecía no acabar de confirmarse nunca, y que, recientemente, a raíz de la polémica por su forma de aproximarse y tocar a las mujeres en actos públicos, pudo incluso descarrilar.

Biden, finalmente, completó una lista de 20 candidatos demócratas, en las más diversas y pobladas primarias de la formación en la historia, sin más común denominador que el ansia por derrotar a un Donald Trump que nadie vio venir hace cuatro años.

Al que fue Vicepresidente durante el Gobierno de Barack Obama se le enmarca en la corriente más centrista del partido y parte como favorito en los sondeos, seguido por el senador de Vermont Bernie Sanders. Pese a ello, no hay analista que por ahora aventure qué perfil se hará con la candidatura y, mucho menos, cuál es la más adecuada para sobreponerse del trauma de 2016, cuando una Hillary Clinton que parecía sacada del manual de candidatos se estrelló pese a los pronósticos.

Los medios de comunicación y las redes sociales impulsan a precandidatos nuevos, electrizantes, como el texano Beto O’Rourke; el mencionado Pete Buttigieg, de apenas 37 años y quien es la sorpresa del momento, o Kamala Harris, la primera mujer de raza negra en aspirar a la presidencia.

Biden entró en la política muy joven y acumula una amplia experiencia en relaciones exteriores. Sin embargo, su historial se ha visto ensombrecido por el caso de Anita Hill, quien en 1991 fue interrogada duramente por un Comité Judicial del Senado que él presidía tras acusar de acoso sexual al hoy Juez de la Suprema Corte Clarence Thomas.

Además, recientemente se vio envuelto en otra polémica por su costumbre de tocar y besar a desconocidas en eventos políticos, con varias mujeres diciendo que las había hecho sentir incómodas.

El ex número dos de Obama se disculpó al respecto y reconoció que los estándares de conducta personal han evolucionado a raíz del movimiento #MeToo (Yo También).

Por otro lado, el ex Vicepresidente, aspirante presidencial en 1998 y 2008, se diferencia de manera profunda, en su identidad y orientación política, de la creciente generación de votantes y activistas que cada vez más define al Partido Demócrata.

En Twitter, Trump se refirió al anuncio de Biden con sarcasmo: “Bienvenido a la carrera Sleepy Joe (Joe el somnoliento). Sólo espero que tengas la inteligencia, muy en duda, de emprender una exitosa campaña primaria. Va a ser desagradable –lidiarás con gente que realmente tiene ideas enfermizas. Pero si lo logras, te veré en la puerta de salida!”, escribió el Presidente en dicha red social.