Mantiene tesorero desacato judicial

94

Marcelo José Guzmán, tesorero municipal, se niega a restituir el pago que le corresponde al ex policía Juan Gabriel Villamil Mingo.

 

 

POR: VÍCTOR HUGO ALVARADO

CANCÚN, Q. ROO.- Señalado por el Poder Judicial Federal de desobediencia a la Ley, el tesorero municipal de Benito Juárez, Marcelo José Guzmán, se mantiene en la postura de no restituir el pago de indemnización al ex policía Juan Gabriel Villamil Mingo.

 

El funcionario se niega a cumplir con el mandato judicial que ordena el pago a Villamil Mingo, víctima de una red de corrupción interna que usurpó la identidad del ex policía para cobrar el cheque a su nombre.

 

Ricardo Ruiz del Hoyo Chávez, juez Cuarto de Distrito con sede en Cancún, ordenó sanciones económicas para autoridades del Ayuntamiento por desacato a una orden judicial, y de persistir la desobediencia, se debe proceder a la destitución del tesorero.

 

No obstante, el propio José Guzmán, desconociendo el ordenamiento del juez, dijo que “en el momento que la parte legal concluya y exista ya una instrucción, cual fuera, es la que yo acataré, hasta este momento, no puedo opinar.

 

“Por parte de la Tesorería no he recibido ninguna notificación, la parte legal que compete la ve directamente la Contraloría, y el área jurídica del municipio son quienes están viendo esa parte”, agregó.

 

Este medio dio a conocer el fraude del cual fue víctima Villamil Mingo, quien al ir a cobrar el cheque correspondiente a un despido injustificado por 415 mil pesos, descubrió que alguien se hizo pasar por él con una identificación falsa para adjudicarse el pago correspondiente a la liquidación y los salarios caídos obtenidos tras un juicio administrativo.

 

Tras emprender un proceso legal en contra del Ayuntamiento de Benito Juárez para solucionar su situación, la Sala Constitucional del Poder Judicial del estado falló en favor del agraviado, quien debió ser compensado en un lapso de 10 días hábiles tras la emisión de la sentencia, pero ya pasaron más de seis meses y la víctima no ha recibido el dinero que le corresponde.

 

Si bien la ilegalidad fue armada por funcionarios del anterior gobierno municipal del verdecologista Remberto Estrada Barba, lo pagos se realizaron durante la administración de la morenista Mara Lezama.