Aclara INM fuga de estación migratoria

54

Informó que el grupo logró abrir la puerta principal de la Estación, lo que generó su salida no autorizada.

Mayolo López  / Agencia Reforma

Cd. de México, México 26-Apr-2019 .-La fuga masiva de la Estación Migratoria Siglo 21 del jueves se originó como consecuencia de que un grupo de migrantes cubanos ingresó con violencia al área reservada para mujeres, informó el Instituto Nacional de Migración (INM).

“El evento generó gran conmoción, extendiéndose la invasión a otras áreas, como la cocina de la Estación. La escala del evento imposibilitó que pudiera ser contenido mediante el diálogo y los llamados a la tranquilidad”, detalló el organismo.

Informó que el grupo logró abrir la puerta principal de la Estación, lo que generó su salida no autorizada.

En un comunicado, se reportó de la fuga de 645 cubanos, del retorno de 35 y de que el Instituto presentó ya las denuncias penales correspondientes, incluyendo los daños que resintió la Estación, cuyas medidas de seguridad han sido reforzadas.

La mayoría de los albergados permanecieron en el interior del inmueble; de un total de 1, 745 migrantes, detalló el INM, mil cien no participaron en los hechos.

En la Estación permanecían albergadas 980 personas de nacionalidad cubana.

“La mayoría de ellas con amparos tramitados por abogados del área de Tapachula, que promueven falsas expectativas para obtener un documento que facilite el tránsito por territorio mexicano, (lo cual) sólo ha retrasado su retorno asistido a Cuba”, se detalló.

El INM aclaró que el personal no tiene capacidad o instrumentos de confrontación, pues son servidores públicos civiles.

“La guardia de turno de la Estación, que es un servicio de seguridad externo, sin armas, tampoco tuvo la capacidad para contener y, por consiguiente, se optó por una alternativa de prudencia que evitara lastimar a alguien”.

Intento de motín
Un intento de motín se registró esta noche en la estación Siglo 21 del Instituto Nacional de Migración.

Desde el exterior del inmueble, al norte de esta ciudad, se escucharon gritos y golpes, por lo que Policía Federal y estatal intervinieron para controlar el intento de gresca.

Las corporaciones aguardan también en el exterior para frenar una posible nueva fuga.

Un migrante  cubano que presuntamente escapó ayer en medio de la confusión regresó hoy para entregarse pero no fue admitido.

“Ahora no me dejan entrar y mi esposa está allá adentro”, contó el isleño que pidió el anonimato.