¿Cuántas escuelas construyen las grandes cadenas hoteleras?

66

A la hotelería le toca colaborar para elevar el nivel de vida de sus propios trabajadores y sus familias.

 

 

En nuestro estado la pobreza y la riqueza coexisten muy de cerca. El jardinero, garrotero, o la camarista que trabaja varias horas en un hotel gran turismo, al término de su turno, regresa a su mini casita digamos en Villas del Sol, en Playa del Carmen, o en Villas Otoch, en Cancún. El contraste es de proporciones mayúsculas. La riqueza y el lujo… la pobreza y la miseria conviviendo casi en el mismo espacio… Desde hace muchos años, algunas voces en la academia mencionaban esas tremendas disparidades que algún día cobrarían la factura…Y es que… no se trata sólo de pensar en que al generar un empleo ya se contribuye con la economía local. Ese es un excelente pretexto para no dar más allá de lo mínimo indispensable.

 

 

MEDIO MILLÓN DE POBRES EN Q. ROO

Un informe del Consejo Nacional de Evaluación de Política de Desarrollo Social (Coneval), señala que 55.3 millones de mexicanos se encuentran en la categoría de pobreza, 11 millones viven en pobreza extrema. Vaya números, eso en todo México. ¿Qué pasa en Quintana Roo, un Estado que según datos de la Secretaría de Turismo (Sedetur) aporta el 50 por ciento de ingresos por turismo al país? Pues la cantidad de pobres ronda el medio millón y un aproximado de 60 mil en pobreza extrema. Con estos números, me parece sensato replantear las prioridades en el gasto del dinero público federal, voltear a ver cómo aminorar la tremenda brecha en el nivel de vida… Y es que, si el dinero público, producto de nuestros impuestos, no se utiliza para crear las condiciones para una mejor calidad de vida, entonces, no tendría sentido…

 

 

NULA RENDICIÓN DE CUENTAS DE LOS MILLONES EN CPTM

Turisteros quintanarroenses están tremendamente enojados con la desaparición del Consejo de Promoción Turística de México (CPTM), impulsada por el presidente de la República y aprobada oficialmente por el Congreso de la Unión. ¿Quién tiene la razón? Habría que analizar los hechos, las cifras son de escándalo en el presupuesto del organismo, por ejemplo, destinar 870 millones de dólares tan sólo para eventos como NFL… O qué tal aproximadamente 220 millones de dólares a la Fórmula 1; ni qué decir de 48 millones de dólares al espectáculo Cirque de Soleil, o los 63 millones de dólares a oficinas en extranjero (en muchas de las cuales era para darles chamba a los amigos). Todo con el argumento de promover el turismo, ¿de verdad cumplía su función?

 

 

HASTA EL PAGO DE AMANTES

También salió a relucir la cifra de 60 millones de dólares para los Tianguis Turísticos, y cómo no se gastaría tanto si en cada Feria internacional veíamos comitivas enormes, muchos asistentes, entre servidores públicos, asistentes, choferes, amigos, familiares, compadres y hasta amantes, en fin, la realidad es que de esos numerosos paseantes sólo unos cuantos en verdad hacían el trabajo de promoción; los demás únicamente elevaban en varios millones las cuentas del pago de su estancia, viáticos, y lo que se ofreciera. Ahhh, y por cierto… de la rendición de cuentas de todos estos millones de dólares… muy poco o más bien nada… Siendo honestos, me parece que hay muchos organismos federales, estatales y municipales que duplican tareas y por supuesto, duplican o triplican gastos (con dinero de todos nosotros).

 

 

SI GOBIERNO NO CONSTRUYE INFRAESTRUCTURA, NADIE LO HARÁ

Lo idóneo es crear un organismo privado y que sus integrantes no sólo vigilen la correcta aplicación de los recursos, sino que dirijan las líneas de acción de acuerdo al expertise turistero pero, a la par, nunca olvidar que destinar presupuesto público a mejorar las condiciones de vida de los propios trabajadores, es lo mínimo de justicia para los centros turísticos porque si el gobierno federal no lo impulsa, las cadenas hoteleras menos o… ¿cuántas Casas de Cultura han construido, o cuántos complejos deportivos, o cuántas escuelas? Ya no digamos para la población en general, aunque sea para beneficio de sus propios trabajadores y sus familias. La respuesta es obvia, ninguna, quizá alguna empresa sí pueda presumir de haber hecho  algo extra pero… ¿y todas los demás?  Seamos más sensibles en las temáticas de pobreza que, al final, si no por convicción, al menos por interés ya que la pobreza incide en los altos niveles de inseguridad…

 

 

*Yvette Hesse es directora de Grupo Editorial Kankun y Gente Q.Roo, revista de negocios y política.