¡Feliz día del Niño y la Niña!

112

 

 

 

 

POR: GABRIELA TORRES ORTEGA

CANCÚN, Q. ROO.- Hoy festejamos a los peques de la casa; ¿y, por qué no?, también al niño que llevamos dentro.

 

Mañana es día feriado, así que estaremos en casa, ¿qué tal les caería hacer una pijamada con los hermanos, primos o amigos?, ¿o un maratón de películas en la tarde-noche?

 

Traten de negociar una pequeña cantidad de palomitas y helado, y la hora de dormir (que no sea muy tarde) por algo a cambio.

 

Por ejemplo, pueden arreglar el cuarto y seleccionar 5 ó 10 juguetes que donen, que colaboren con las labores de la casa, también pueden ayudar a algún adulto mayor, apoyar con actividades a zonas marginadas o hasta destinar un porcentaje de su alcancía para alguna causa que a ellos les nazca: la que sea es buena (para perros y gatos, para niños, para ecología, etcétera).

 

Así, además, estarás fomentando en ellos valores y educación humanista.

 

Aquí te sugerimos algunas cintas que nunca pasan de moda:

 

La Sirenita (The Little Mermaid, 1989)

Aunque muchos han dicho que es triste que tenga que renunciar a su vida, la realidad es que ella quería ser parte de los humanos.

Además de tener canciones y escenas divertidísimas, se fomenta también la amistad, la ayuda a tus seres queridos y la lucha para alcanzar tus sueños sin pasar por encima de nadie.

 

La Era del Hielo (Ice Age, 2002)

Esta divertida cinta queda muy bien para estos tiempos en los que debemos hacernos conscientes de la importancia de cuidar el medio ambiente y cuidar a todas las especies que habitan en el planeta.

El divertido Cid (perezoso), el malhumorado Manny, (mamut) y el astuto Diego (tigre diente de sable) son un trío muy disparejo.

 

La Bella y la Bestia (Beauty and the Beast, 1991)

Ya sea en la versión de caricaturas o en live action, vale la pena verla. Sí, es de un cuento de hadas, pero no está tan alejada de la realidad.

De hecho, el personaje de Bella es un excelente referente para entender parte del bullying y de cómo una sociedad entera la rechaza. Sin embargo, ella se enfoca en lo que le gusta y no en el “qué dirán”.

 

Una Noche en el Museo (Night at the Museum, 2006)

¿Sabías que el Museo Natural de Historia de Nueva York, que es donde está ambientada, tuvo un incremento de visitas después de que saliera en el cine la cinta?

Definitivamente es una excelente referencia para entender que en un museo puede haber vida. Sí, así como se lee, cada quién puede reavivar en su imaginación a los personajes u objetos que se encuentran en estos recintos culturales.

 

El Rey León (The Lion King, 1993)

Por donde lo analicemos, este es un clásico de clásicos. Es divertida, tiene muy buen ritmo y las canciones son un arte para el oído.

A muchos nos saca la “lágrima de cocodrilo” en una o dos escenas, pero vale la pena disfrutarla una y otra vez.

Una de las mejores frases que nos puede enseñar la película es cuando Rafiki le dice a Simba, “¡Oh, sí! El pasado puede doler, pero tal como yo lo veo, puedes huir de él o aprender…”

 

Cómo entrenar a tu dragón (How to Train Your Dragon, 2010)

Chimuelo conquistó el corazón de muchos. Y es que aunque sabemos que no existen los dragones (por lo menos en la actualidad), esta película también nos hace ver la importancia de convivir con quienes están a nuestro alrededor, pero lo más importante es ser compasivos con otros y asumir nuestras responsabilidades cuando hemos cometido algún error.

 

Las películas que nunca pasan de moda:

 

La Historia sin Fin (Neverending Story, 1984)

ET: el Extraterrestre (E.T. Phone Home, 1982)

Karate Kid (1984, 1986, 1989)

Querida encogí a los niños (Honey, I Shrunk the Kids, 1989)

Volver al Futuro (Back to the Future, 1985, 1989, 1990)

Spacejam (1996)