Lúdica imaginación

183

Fénix Fernández Salinas ganó el certamen El Pequeño Gran Escritor en 2017.

 

 

 

Por: REBECA PÉREZ VEGA / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- Fénix Fernández Salinas cumplió 10 años en febrero, pero desde hace cinco ya estaba emocionado con las palabras. Construía vocablos y letras, componía conceptos para narrar lo que su imaginación le dictaba. Le gusta contar historias y, con ocho años, publicó su primer libro.

 

Su cuento “El Asquero del Rey”, basado en la realeza y en los guerreros con mala puntería, fue seleccionado de entre 700 relatos a nivel nacional a través de la convocatoria de El Pequeño Gran Escritor 2017, fue uno de los tres ganadores y con ello ganó que su historia fuera ilustrada, publicada y presentada en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara.

 

“Me encanta la arquería, cuando empecé a escribir el cuento pensaba en axilas apestosas, era una mezcla muy interesante y empecé a escribir con eso.

 

“Siempre rayaba garabatos, me inventaba letras, palabras, desde que era bebé quise aprender a leer y, cuando lo hice, quise saber cómo escribir. Luego me interesó empezar a hacer cuentillos para que alguien me publicara y desde que me inscribí en el concurso tenía la esperanza de ganar”, relata el pequeño tapatío.

 

Pero ése no es su primer cuento, escribe desde que tiene cinco años de edad. Su primer relato fue “Las Estatuas Vivientes”, una historia de cuatro páginas. Ahora le da pena, porque las efigies eran inofensivas y su protagonista era Juanito, un niño de marfil, pero a la distancia le parece un poco “ñoño”. Ahora lo que le interesa es narrar historias de misterio, suspenso y comedia.

 

“Me gusta mucho escribir porque tengo mucha imaginación, siempre se me ocurren cosas, me gusta que la gente se sorprenda con lo que les cuento”, confiesa.

 

Fénix también ha incursionado en el mundo del cine y del teatro, un poco por herencia de sus padres Álvaro Fernández y Olimpia Salinas. Ha dirigido ya sus primeros cortometrajes de la mano de su papá, como “The Ghost Side” y también es autor del cómic “Dinosaurios”, porque disfruta mucho su faceta de dibujante.

 

Cuando sea grande quiere ser diseñador de videojuegos y director de cine para contar sus propias historias, pero ahora centra su atención en la escritura de su primera novela, a la que ha llamado Another World.

 

La narrativa se centra en Orión, un pequeño y solitario mago, que tiene que ir a vivir con su abuelo y luego a un internado porque sus padres son perseguidos por fuerzas oscuras, explica Fénix, quien también es un ávido lector de autores como Juan Villoro y Oliver Jeffers.

 

“Quiero ser director de cine, diseñador de videojuegos, escritor, sé que son muchas cosas a la vez, pero eso quiero hacer cuando esté grande, porque una vez que te conviertes en escritor no hay vuelta atrás, tienes que seguir escribiendo”, advierte.