Mujeres víctimas inspiran un libro

37

Once agresiones contra mujeres se cuentan en un libro.

 

 

 

POR: LAURA CRUZ

CHETUMAL, Q. ROO.- Con base en 11 historias reales se escribió el libro “Hacia Una Justicia Verdadera. Historias de Vida de Mujeres Víctimas de Violencia”, el cual nació a partir de la declaratoria de Alerta de Violencia de Género en Quintana Roo, el 4 de agosto de 2017.

 

El investigador y catedrático de la Universidad de Quintana Roo, Manuel Buenrostro Alba, destacó que este libro permitirá una medida de reparación simbólica para todas las mujeres que han sido víctimas de feminicidio en la entidad.

 

De acuerdo a Buenrostro Alba, quien es responsable de la investigación para la realización del libro, la protección de los derechos humanos de las víctimas de un delito debe visualizarse como un derecho importante en un estado respetuoso de ello, correspondiente a cada ser humano.

 

Consideró que es importante crear consciencia y avanzar hacia una cultura de protección y ayuda a las víctimas de un hecho delictivo, de ahí la importancia del libro, pues radica en que se presentan testimonios de primera mano sobre la experiencia vivida por las víctimas.

 

“Desde hace varios años se ha planteado la necesidad de mejorar la credibilidad en las instituciones políticas, de manera especial en las instituciones encargadas de la procuración y administración de justicia”, señaló Buenrostro Alba.

 

Los casos de víctimas de violencia corresponden a los municipios de Othón P. Blanco, Felipe Carrillo Puerto, Solidaridad y Benito Juárez, y parte de este trabajo, donde colaboraron estudiantes de la Universidad de Quintana Roo, se debe a que en materia de investigación existen pocos trabajos que aborden la situación de las víctimas antes, durante y después de haber sufrido algún daño.

 

Para llevar a cabo este proyecto se contó con el financiamiento de la Universidad de Quintana Roo y la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas del Estado, con un monto total de 80 mil pesos.

 

“Buscamos mantener en secreto la identidad de las mujeres, cambiando nombres y en algunos casos cambiando el lugar, porque son comunidades pequeñas. Abarcó desde menores de edad, hasta mujeres adultas”.

 

Por último, Buenrostro Alba destacó que de los 11 casos abordados en el libro, al menos tres continúan pendientes de procesos de sentencia.