Fallan bolsas ecológicas

233

Bolsas biodegradables no ayudan mucho al medio ambiente.

 

 

POR: TONATIÚH RUBÍN / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- Las bolsas de plástico biodegradables también se están acumulando en el medio ambiente, donde pueden persistir por más de tres años, advierte un estudio de la Universidad de Plymouth, Reino Unido.

 

Si bien estos productos se deterioran con mayor rapidez que una bolsa tradicional, son capaces de soportar una carga completa de compras aún después de permanecer expuestas a la intemperie por tres años.

 

“Cuando ves algo etiquetado como (biodegradable), pienso que automáticamente asumes que se degradará más rápido que las bolsas tradicionales, pero después de por lo menos tres años, nuestro estudio muestra que ese puede no ser el caso”, comentó Imogen Napper, autora principal del documento.

 

Durante tres años, los investigadores estudiaron la degradación de cuatro materiales de bolsas de plástico: polietileno biodegradable, oxo-biodegradable, compostable y el convencional de alta densidad.

 

Los materiales fueron expuestos a tres ambientes naturales: al aire libre, enterrados en el suelo y sumergidos en agua de mar.

 

Ninguna de las bolsas mostró deterioro sustancial pasado el periodo de tres años. Las biodegradables incluso eran capaces de llevar muchos productos sin romperse, de acuerdo con la investigación publicada en la revista “Environmental Science and Technology”.

 

La bolsa compostable desapareció por completo en el medio marino después de tres meses, pero en el suelo permaneció por 27 meses, aunque ya no podía soportar peso sin romperse.

 

En general, luego de nueve meses, todos los materiales se rasgaron. No obstante, las bolsas biodegradables, oxo-biodegradables y convencionales todavía podían cargar peso después de estar en el suelo o en agua marina por tres años.

 

“Demostramos aquí que los materiales probados no presentaron ninguna ventaja consistente, confiable y relevante en el contexto de la contaminación marina. Me preocupa que estos materiales novedosos también presenten desafíos para el reciclaje”, alertó Richard Thompson, coautor de la investigación.