Ganan Rayados en casa y con su gente

169

Los Rayados por fin festejaron un título en su nuevo estadio.

 

 

Por: Fernando Vanegas / Agencia Reforma

MONTERREY, NL.-A Rayados les tomó menos de año y medio tener su revancha. La Final regia de la Concacaf se pintó de azul y blanco en el “Gigante de Acero”.

 

El “más internacional de Nuevo León” lo volvió a hacer y confirmó su dominio más allá de las fronteras al conquistar su cuarto título de la Concachampions.

 

De la mano de Diego Alonso, el Monterrey manejó la ventaja obtenida en la ida y con un empate 1-1 alcanzaron la gloria por marcador global de 2-1 que no permite regateo alguno. Monterrey fue mejor en los 180 minutos y reclamó el trono del norte y de la confederación.

 

La fórmula fue parecida a la del juego de ida en el Universitario, asfixió a Tigres con la presión alta, le cerró cualquier camino y desactivó cualquier intento de reacción.

 

A Rodolfo Pizarro le cometieron un penalti, Luis Rodríguez se comió la finta y lo derribó en el área. Nicolás Sánchez lo cambió por gol y enfiló a los Rayados a un título que tuvo tintes de drama.

 

Gignac puso el 1-1 a 5′ del final, pero Rayados no permitió más daño, era hora de gritar “campeón” otra vez y de celebrar en su casa y con su gente.