Limpian sargazo, recuperan arena

342

Interés ambiental Como pocos, el hotel Moon Palace sí se ha preocupado por atender el problema de sargazo en la extensión de playa que ocupa.

 

 

POR: MARCO ANTONIO BARRERA

CANCÚN, Q. ROO.- Más de 230 mil metros cúbicos de sargazo, con los que se podría llenar una cuarta parte del Estadio Azteca de la Ciudad de México, se han retirado del litoral del hotel Moon Palace desde 2015.

 

Todos los días, durante los últimos tres años, su departamento de medio ambiente se ha encargado de mantener limpios de sargazo los 2.2 kilómetros de frente costero que abarca el complejo hotelero del empresario yucateco José Chapur, de los pocos preocupados por la conservación ambiental.

 

Para esa tarea, se cuenta con una cuadrilla de 26 personas, entre supervisores, operadores de maquinaria y ayudantes con horarios que van de siete de la mañana a las 10 de la noche, repartidos en tres turnos.

 

Con la limpieza de playas y el retiro del sargazo, el complejo hotelero cumple dos objetivos fundamentales: mantener en óptimas condiciones uno de los atractivos para sus huéspedes y tener protegido el ecosistema que forma parte de un sistema de anidación de tortugas marinas.

 

El biólogo Gerardo Castañeda, coordinador ambiental del Comité de la Fundación Palace, explicó a Luces del Siglo que cada día llenan una bitácora, que a su vez nutre un semáforo indicativo muy semejante al que se tiene para los huracanes.

 

En el reporte se describe la dirección y rachas de viento, corrientes marinas, condiciones climáticas y el volumen de sargazo retirado, así como un perfil de playa segmentado en 50 puntos, en los que se registra su amplitud y latitud.

 

Los resultados son compartidos para su análisis a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas y el Instituto de Ciencias del Mar y Limnología de la Universidad Nacional Autónoma de México.

 

Con la limpieza y recolecta del alga marina, el hotel Moon Palace ha combatido la erosión de playas y restituido su nivel natural, que se afectó con pérdida irrecuperable de arena antes de 2004.

 

El método también ha permitido recuperar perfiles de hasta 25 metros en sitios donde antes se carecía de playa.

 

Castañeda Ramírez recordó que cuando se contrató a un proveedor para hacer esa labor se debió a que había pasto marino, pero en la recolecta también se levantó arena, cuya pérdida se ha podido cuantificar 50 y 70 por ciento de cada metro cúbico.

 

Fue así que optaron por establecer un método propio para mantener las playas limpias y se adquirió maquinaria, vehículos e implementos. Entró en operación en 2015, fecha en la cual se dieron las llegadas masivas de sargazo. “Nosotros sin saberlo estábamos preparados para atender la contingencia”, señala.

 

Comenzaron a limpiar las playas con cuatro tractores equipados con barredoras de aluminio y remolques con volquetes de siete metros cúbicos, cada uno. Desde entonces han combatido la llegada del sargazo.

 

Una vez que lo recogen de las playas lo confinan a un sitio de disposición temporal al aire libre, en donde permanece hasta su degradación natural, entre tres y cinco meses. Después, los residuos biodegradables y la arena resultante se vierte en una máquina coladora que la separa de la basura y una vez que queda limpia se les restituye a la playa. Uno de los principales logros, es que durante el proceso la arena no se compacta.

 

Como parte del cuidado a la ecología que fomenta la cadena hotelera, es que los tractores utilizados para recolectar el sargazo usan biodiesel (desde 2006), que se genera en el mismo complejo, con el aceite de cocina usado de la operación diaria del hotel.

 

El porcentaje de conversión llega a 95 por ciento y se generan 200 litros diarios. En corto plazo ampliarán la producción entre 300 y 400 litros diarios, e incrementaron los tractores a seis unidades.

 

En la creación del biocombustible se genera también glicerol, que equivale a 5 por ciento de la producción, cuyo material se utiliza como materia prima para jabones utilizables para el hotel.