Recrimina Mayuli inacción federal

640

Seguirá activa para impulsar soluciones contra la macroalga.

 

 

POR: VÍCTOR HUGO ALVARADO

CANCÚN, Q. ROO.- Aunque lamentó el final del segundo periodo ordinario de sesiones por la falta de puntos de acuerdo para combatir directamente la arribazón del sargazo en el Caribe mexicano, la senadora Mayuli Martínez afirmó que continuará activa para promover acciones concretas ante dicho fenómeno, el cual ha tomado ya tintes políticos muy marcados.

 

La legisladora perteneciente al grupo parlamentario del Partido Acción Nacional (PAN) recriminó la falta de una política pública desde el gobierno federal que permita hacer frente a dicho fenómeno natural, el cual ya comenzó a causar estragos en las playas del estado en este 2019, principalmente en la región de la Riviera Maya.

 

Entre las prioridades manejadas dentro de las propuestas presentadas al Senado y que permanecen a la espera, destacó la construcción de un centro de monitoreo permanente, lo que permitirá evaluar y definir planes de acción para encarar la llegada de la macroalga.

 

Además, ratificó la postura del PAN, encabezada por el presidente Marko Cortés, para declarar estado de emergencia en Quintana Roo debido a la magnitud del fenómeno, el cual impacta directamente a la industria turística, además de las afectaciones al medio ambiente.

 

Como parte de sus propuestas, indicó que si bien los recursos obtenidos por el Fondo de Desastres Naturales podrían ser de utilidad, únicamente llegan cuando el fenómeno natural ya impactó, por lo que también se solicitaría dinero generado por el cobro de derechos sobre la Zona Federal Marítimo Terrestre y otros impuestos recaudados dentro del entorno medioambiental.

 

Dejó claro que está de acuerdo en el acuerdo promovido por su similar en el senado, Marybel Villegas, para fiscalizar y otorgar transparencia en la utilización de los fondos destinados para el sargazo, pero que no define ninguna estrategia real; “en eso es lo que tenemos que trabajar y no en mezquindades, o en agendas políticas personales donde lo único que se busca es entorpecer y no sacar adelante a Quintana Roo y a México”.

 

Finalmente, ratificó que la responsabilidad para atender el tema del sargazo corre a cargo del gobierno federal, el cual ha fallado en dar la importancia necesaria al problema, sin embargo, indicó que la responsabilidad no es puesta sobre la figura del Ejecutivo, sino de las instituciones federales en su conjunto, ante la falta de acciones concretas.