‘Estar cerca de los electores’

190

Atenea Gómez, abanderada de la coalición Orden y Desarrollo por Quintana Roo, reconoció que la percepción de los diputados está muy castigada, “pero se lo han ganado”.

 

 

POR: MARCO ANTONIO BARRERA

CANCÚN, Q. ROO.- Atenea Gómez reconoció que la percepción de los diputados en la conciencia colectiva está muy castigada, pero se lo han ganado.

 

Expuso que al calor de las campañas proselitistas, la costumbre electoral es proponer lo que se escucha más bonito o que genera más aplausos, pero luego “no lo puedes cumplir, viene la decepción y la poca participación de los electores, que nos ha llevado a tener legisladores poco responsables y comprometidos”.

 

Para algunos, dijo, las personas no son prioridad ni están en el centro de las decisiones públicas, pero “no todos son iguales” y debe evitarse menospreciar el trabajo y los esfuerzos importantes que se han dado.

 

En su análisis, la inseguridad pública, falta de atención y carencia de servicios retratan la

 

labor legislativa, que pareciera ser un trabajo “frío”, alejado de los distritos y de los compromisos asumidos ante los electores.

 

La abanderada de la coalición Orden y Desarrollo por Quintana Roo por el Distrito I expuso que antes de hacer propuestas irrealizables, se asegurará que sean posibles. Se irán construyendo en campaña, aunque tiene claridad en el combate a la inseguridad, hacer eficientes los servicios de salud, atender el problema del sargazo y las alertas de género, la promoción turística y la educación.

 

En entrevista con Luces del Siglo puntualizó que de ganar un escaño en la Legislatura local, pondrá a la gente en el centro de las decisiones. Aunque no la vean pensará siempre en las personas, lo que les conviene y lo que necesitan para su beneficio. Esa será la forma que modificará la percepción de los diputados.

 

Consideró que prevalece en el electorado y la clase política una incertidumbre frente al reciclaje de personajes en todos los partidos políticos, al referirse a la integración inicial de la LX Legislatura y de la forma que cerrará, con separaciones por licencia, fuerzas políticas desaparecidas y una bancada “independiente” al alza.

 

“Para mí misma es difícil ubicar dónde siguen. Te puedo decir del partido que estoy postulada, pero no los de enfrente, no sé dónde acabaron”, reconoció.

 

Llamó a la población para identificar a quienes tengan un compromiso real frente a este “huracán” de cambios, pues no todos son buenos. “Espero que la gente sepa identificar a los que tienen propuestas reales, compromiso verdadero y calidad humana, más allá de la pose de campaña o de las decisiones para permanecer en un puesto o un cargo”.

 

De la reelección de diputados, entre los que hay cuatro del Partido Acción Nacional, aseguró que el ejercicio electoral será un buen termómetro y ensayo para ver cómo se evalúa ese instituto político.

 

Como una candidata joven expuso su compromiso para erradicar la clientela electoral y hacer bien su trabajo, aunque en ocasiones no guste, pero actuará con responsabilidad social.

 

Gómez Ricalde insistió que más allá de ideologías, que poca gente conoce y sigue, la nueva forma de hacer política será estar cerca de los electores, saber lo que sienten. Protegerlos y cuidarlos porque al final, es lo que la gente busca.

 

Recordó que hay actividades inherentes al quehacer legislativo pero la diputación local es también la máxima expresión para ser un gran gestor. “Si bien no te llevas la estrellita, muchas veces eres el causante de que cosas sucedan”.

 

De ahí su importancia, que puede lograr construir una calle o tener alumbrado público. “Es una vocación y desde el Congreso se tienen abiertas las puertas para hacer ese tipo de acciones”, comentó.

 

Se refirió a que Quintana Roo tiene muchos contrastes. En Cancún hay modernidad, en Lázaro Cárdenas priva el rezago y en la zona continental de Isla Mujeres hay falta de agua, luz eléctrica e infraestructura, entre otros servicios.

 

“A mí me gustaría ser parte de esa historia, para que cada uno se desarrolle con lo que necesita. No hablamos de llevar Cancún a Lázaro Cárdenas, pero sí dotar a las personas de sus necesidades básicas. Entregar lo que por derecho les corresponde y que reciban un trato digno. Eso para mí es un motivo de lucha en el caminar diario en esta campaña”, concluyó.