Denuncian tala ilegal en mangle

364

En Punta Lagarto están atacando el mangle.

 

 

POR: LAURA CRUZ

CHETUMAL, Q. ROO.- Habitantes de la comunidad de Punta Lagarto, perteneciente al ejido Calderitas, del municipio de Othón P. Blanco, denunciaron que desde hace más de un mes se ha registrado la tala ilegal de al menos 15 hectáreas de mangle, considerada como área natural protegida.

 

Evaristo Méndez Díaz, ejidatario de Calderitas, dijo que el daño ecológico corresponde a intereses personales de los locatarios, mismos que pretenden vender los terrenos que se encuentran dentro de un área natural protegida.

 

Méndez Díaz señaló que la falta de trabajo y de apoyos a los ejidatarios han convertido a un grupo de personas en taladores ilegales que pretenden vender estos terrenos. “Está prohibido todo, aquí no se puede porque son puros manglares, está prohibido”, enfatizó.

 

En el caso de la Bahía de Chetumal, a la que pertenece Punta Lagarto, desde el 24 de octubre de 1996 fue decretada como área natural protegida, que abarca 280 mil 320 hectáreas, de las cuales 101 mil 320 son terrestres y 180 mil son agua.

 

Se estima que poco más de 8 mil hectáreas de diferentes especies de mangle han desaparecido en los últimos 30 años en el estado de Quintana Roo, debido principalmente a la acción humana, por desarrollar espacios turísticos, así como el propio crecimiento demográfico, lo que representa la irreparable pérdida de todo un ecosistema.

 

Sin embargo, ante la falta de vigilancia se teme que esta tala ilegal de mangle continúe en algunas otras zonas, lo que puede afectaría a las especies que habitan en esos sitios.

 

El ejidatario de Calderitas destacó que en el área de mangles aún se pueden ver animales como el venado, jaguar, tepescuincle, leoncillo e inclusive panteras, mismas que corren peligro, debido a la tala de mangle.

 

Ante la tala ilegal, algunas áreas han sido clausuradas por autoridades federales y en caso de sorprender a alguien realizando dichos actos pagarían condenas de hasta dos años de prisión.