Dona Dall al acervo personal a la UNAM

250

Alberto Dallal en el acto de entrega de su archivo a la máxima casa de estudios.

 

 

POR: ÉRIKA P. BUZIO / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- El acervo personal del crítico e investigador Alberto Dallal que documenta la historia de la danza en México en el siglo 20 fue donado al Archivo Histórico de la UNAM.

 

Este acervo consta de documentos, fotografías, transparencias, video, material hemerográfico que traza la historia de la danza y la vida cultural de País.

 

La ceremonia de donación se realizó ayer en el Instituto de Investigaciones sobre la Universidad y la Educación (IIESU), del cual depende el AHUNAM.

 

Dallal, de 82 años, dijo haberse vuelto un fanático y vicioso en torno a la historia del País en sus tiempos como estudiante en la Escuela Nacional Preparatoria de la UNAM en San lldefonso.

 

“Desde la prepa entonces comencé a dar los tumbos propios de la investigación especializada que a veces los periodistas manejan sin saberlo. Surgieron en mí muchas preguntas que aun ahora no puedo por completo contestar, por ejemplo, ¿por qué en México es tan importante bailar? ¿por qué somos un país de danzantes?”, dijo Dallal.

 

Conmovido, Dallal evocó a Jorge Alberto Manrique, su amigo, quien fuera director del Instituto de Investigaciones Estéticas (IIE), al cual está adscrito desde 1975 como investigador.

 

“No estaríamos aquí si mi amigo Jorge Alberto Manrique, a la sazón director del IIE, no me impone la tarea de lidiar con la academia, de historiar la danza mediante el razonamiento, es decir, mediante la aplicación de reglas de investigación especializadas e históricas”, dijo Dallal, ganador del Premio Xavier Villaurrutia por “El dancing mexicano”.

 

Una actividad académica que se volvió obsesión como la danza para los coreógrafos y bailarines. Ha documentado prácticamente todos los géneros de danza.

 

El narrador y poeta instó a los organizadores de espectáculos de danza en México a no prescindir de los programas de mano impresos.

 

“Recientemente a los grupos y compañías de danza mexicanas se les ha ocurrido la peregrina idea de prescindir de los programas de mano impresos, grave error”, sentenció.

 

Un acervo que Evoé Sotelo, directora de Danza UNAM, calificó como un “tesoro para la danza”.

 

De acuerdo con la directora del AHUNAM, Clara Ramírez, las gestiones para la donación, en la que intervino Danza UNAM, comenzaron en enero de 2018.

 

Consta de alrededor de 2 mil expedientes, unos 500 videocasetes y 30 películas que llegaron en agosto pasado al archivo y que en los próximos meses será inventariado y clasificado.

 

“Todavía quedan muchos por añadir, ni modo: soy un personaje obsesivo”, insistió Dallal.

Ramírez estima que el acervo estará disponible para consulta hacia finales de 2019 en el AHUNAM del IIESU.