Desacredita gobernador ataques políticos

160

Carlos Joaquín sabe de dónde vienen los ataques estilo borgista.

 

POR: LAURA CRUZ

CHETUMAL, Q. ROO.- Ante los ataques políticos que se han desatado recientemente en contra de la administración estatal, llegando incluso a clonar portadas de medios impresos al estilo borgista, el gobernador Carlos Joaquín González dijo que esos actos quedan en la consciencia de quienes los realizan.

 

Sin revelar nombres de los orquestadores de esa campaña, sabiendo de quién se trata, el mandatario quintanarroense señaló que van en contra de los intereses de la ciudadanía.

 

“A la consciencia de cada quién, los temas políticos que buscan afectar el trabajo que hacemos van directamente a los ciudadanos de Quintana Roo, a quienes los llevan a cabo –que además casi todos sabemos quiénes son- lo que permiten es precisamente una promoción en contra, que el destino no crezca, que tengamos la posibilidad de perder turistas”, lamentó Carlos Joaquín.

 

Y es que esas acciones, argumentó, tienen repercusiones negativas para la economía de la entidad, algo que nada más desean aquellos que en el pasado exprimieron las arcas públicas estando en el poder.

 

“Eso significa perder empleos, no crecer económicamente y eso es lo que no queremos, lo que queremos es avanzar y crecer, pero si los temas políticos vienen a hacer eso pues allá la consciencia de cada quién, y también al juicio y valor de cada uno de los ciudadanos de Quintana Roo, para que se den cuenta qué tan desesperados están de haber perdido el poder y la falta de acceder a los temas económicos de los cuales se llevaron una gran parte a sí mismos”, indicó el gobernador.

 

Estas malas acciones, recalcó el Ejecutivo estatal, pueden también mermar la imagen del estado, que requiere unidad de todos los sectores para fortalecer la industria turística.

 

RUNIÓN CON AMLO

El gobernador confirmó que este jueves se reunirá con el presidente Andrés Manuel López Obrador para coordinar el plan de atención al arribo masivo de sargazo en las costas del Caribe mexicano.

“Si bien el problema es federal, no nos quedamos cruzados de brazos; sus impactos son estatales y municipales, de ahí la importancia de la coordinación y de los trabajos previos que Quintana Roo y su gobierno han realizado desde el año pasado. Y los empresarios son clave para cualquier acción”, apuntó.