Habrá una final inglesa

85

Esta será la primera Final sin españoles desde el 2013, cuando jugaron Dortmund y Bayern Munich.

 

 

Por: Carlos Canela García / Agencia Reforma

ÁMSTERDAM, HOLANDA.-El Ajax ya tenía pie y medio en Madrid, pero llegó un triplete de Lucas Moura en tiempo de compensación para poner el 3-2 a favor del Tottenham y definir el 3-3 global, puso a los Spurs en la Final de la Champions League. En esta ocasión el gol de visitante favoreció a los de Mauricio Pochettino.

 

Tras el milagro de del Liverpool en Anfield, el Tottenham no quiso quedarse atrás y ellos también lo hicieron, llegaron a Ámsterdam con desventaja del 1-0  y pasada media hora de juego ya perdían 2-0. El equipo dirigido por Erik ten Hag tuvo un inicio frenético y abrió el marcador al minuto 5.

 

El encargado fue Matthijs de Ligt, quien se levantó en un cobro de tiro de esquina y le ganó a Dele Alli para rematar con la cabeza y poner el 1-0.  Poco a poco el Ajax se encargó de controlar las ansias de su rival y tener más tiempo el balón en su poder, sin renunciar al ataque, haciendo gala de sus condiciones.

 

Para el complemento, los ingleses salieron con otra mentalidad e incrementaron sus llegadas. Al 55′ Lucas Moura puso el 2-1 cuando mandó el balón al fondo, con una definición rasa y cruzada. Ese gol le cambió la cara a los ingleses, ya que al 58′, una vez más Moura marcó, luego de una heroica parada de Onana, que le dio tiempo al brasileño para tomar el balón y tras quitarse a un par de rivales, definió con zurda para el 2-2.

 

El tercer tanto de Moura llegó al 90+5′, al rematar con zurda y sacar un tiro cruzado que dejó sin oportunidad a Onana, desatando la alegría de los hinchas del Tottenham y la sorpresa de los millones de aficionados al futbol.