Registran tortillerías muy bajas ventas

165

La Industria de la Masa y la Tortilla registra disminución del 25 por ciento en la demanda de producto, reconoció su presidente, Julio Durán Sánchez.

POR: HERLINDO VAZQUEZ

CHETUMAL, Q. ROO.- Al menos en el Sur de Quintana Roo, la tortilla ha dejado de ser el alimento base de la población.

En contra parte, “la comida rápida” tiene mayor aceptación entre ciudadanía.

La Industria de la Masa y la Tortilla registra disminución del 25 por ciento en la demanda de producto, reconoció su presidente, Julio Durán Sánchez.

Dicho organismo alberga a aproximadamente 150 tortillerías. El 25 por ciento opera sin obtener dividendos.

El cierre de establecimientos es latente pues sus propietarios no recuperan ni la inversión en materia prima.

El presidente de la Industria de la Masa y la Tortilla expuso que en los últimos dos años se ha registrado la disminución en la demanda.

“Ya hay reportes de posibles cierre de tortillerías pues no soportan la carga del pago de gasto corriente y los insumos elevan constantemente… Al menos 25 establecimientos están así y difícilmente podrán continuar”, expuso.

Porque “la comida rápida” tiene mayor preferencia entre la población, asentó Durán Sánchez.

“El ritmo de vida actual obliga a modificar los hábitos alimenticios. Las hamburguesas, hot-dogs, frituras y otros productos rápidos ya son más demandados que la tortilla, pese a que por décadas ha sido el alimento base de los mexicanos”, afirmó.

En Quintana Roo existen aproximadamente 800 tortillerías, de las cuales el 25 por ciento, es decir 200, operan sin obtener dividendos.

El presidente de la Industria de la Masa y la Tortilla insistió en que el cierre de negocios es inminente.

Porque también se enfrenta competencia desigual con los grandes consorcios que tienen capacidad de ofrecer tortilla a bajo costo sin presentar pérdidas, añadió.

Y es que de 159 mil 900 habitante de Othón P. Blanco, el 60 por ciento acude a los supermercados a comprar el producto, según un sondeo realizado por tal industria.

Reiteró que la situación es desesperante porque no hay otra alternativa para los tortilleros, y el sector informal se convierte en la única alternativa para subsistir.