Impide exclusión alfabetizar mayas

164

Las personas adultas de origen maya en la entidad creen que no tiene sentido aprender a leer y escribir, ya que su vida ha sido “de no aprender”.

 

 

POR; LAURA CRUZ

CHETUMAL, Q. ROO.- La exclusión que prevalece entre adultos mayores en las comunidades mayas de la entidad, les impide que aprendan a leer y escribir.

 

En Quintana Roo, 3.2 por ciento de la población es analfabeta, y tres cuartas partes de esa estadística se concentra entre personas maya-hablantes que habitan comunidades alejadas de las zonas urbanas, con alta marginación.

 

Para la directora general del Instituto Estatal para la Educación de Jóvenes y Adultos (IEEA), María Candelaria Raygoza Alcocer, las personas adultas mayores de origen maya piensan que no tiene sentido aprender porque dedican su tiempo al hogar y “han tenido una vida de no aprender”.

 

En la entidad se tiene registro de 40 mil 620 personas analfabetas, la mayoría mayores de 65 años de edad, las cuales 15 mil 581 se concentran en los municipios de la zona maya, como son Felipe Carrillo Puerto, José María Morelos, Solidaridad y Lázaro Cárdenas.

 

“La mayoría no saben leer ni escribir, están en la tercera edad y piensan que ya no tiene sentido que aprendan. Generalmente las mujeres que están dedicadas netamente al hogar en las zonas rurales, mientras que en las comunidades indígenas no le ven sentido el aprender a leer ni escribir, porque han vivido toda una vida de no aprender”, destacó.

 

El reto para el Instituto es mayúsculo pues debe persuadir a la población a revertir esa situación y que dejen de formar parte de las estadísticas de este grupo analfabeta.

 

“El acceso a la educación está abierto. Nosotros vamos de casa en casa para invitarlos y persuadirlos, pero nuestra gran barrera es que la gente ya no tiene ganas de hacerlo”, puntualizó.

 

Sin referir cifras, la titular del IEEA mencionó que hay una gran cantidad de personas que rechazan la oferta educativa que se propone.

 

La funcionaria participó en la inauguración del Taller Regional para Formadores Especializados en el Modelo Indígena Bilingüe (MIB), que permitirá contar con capital humano capacitado para dotar de conocimiento a la personas maya-hablantes, mismas que puedan aprender a leer y escribir en su lengua materna.

 

En la actualidad, el Instituto atiende 235 personas con el Modelo Indígena Bilingüe en los cuatro municipios con mayor presencia de hablantes mayas, cuyo reto es seguir alentando la motivación, persuasión y autoestima para alentar a la población adulta.