PSICOLOGIA AL DÍA

295

 

 

Por: Dra. en Psic. Laura Álvarez Alvarado

 

UNA RELACIÓN DE PAREJA MONÓTONA

 

Es inevitable que la rutina haga acto de presencia en una relación de pareja. Los días pasan sin que nada nuevo suceda, no hay motivación y tenemos la sensación de aburrirnos. Incluso podemos llegar a pensar que ya lo sabemos todo sobre el otro.

 

Al comenzar una relación, la pasión y el entusiasmo nos envuelven. Todo nos parece perfecto, idílico e increíble. Sin embargo, con el paso del tiempo, la rutina aparece y poco a poco nos va atrapando. Es como si siempre hiciésemos los mismos planes, tuviésemos los mismos hábitos sexuales. Las sorpresas y la innovación desaparecen de nuestras vidas por pensar que una vez que tenemos bastante tiempo con nuestra pareja ya no se ocuparán  de esos detalles.

 

Esta situación es una etapa más de la relación de pareja, el problema es cuando pasa inadvertida y se apodera de la relación. De esta forma, la desilusión, el aburrimiento y la decepción surgirán y la relación podrá comenzar a deteriorarse. De ahí que sea tan importante prestar atención y analizar de vez en cuando cómo nos encontramos y cómo nos sentimos. Alimentar la llama del amor, incluir el factor sorpresa en nuestros días e intentar hacer cosas diferentes es cosa de dos.

 

Es importante que tanto uno como otro propongan algo diferente para mantener el interés y revitalizar los sentimientos. Sin duda, será una buena forma de encontrar nuevas perspectivas para salvar la relación monótona.

 

¿Cómo se puede evitar una relación monótona? No planifiques tanto. Organizar nuestro día a día es normal, todo tiene su límite. Podemos planificar nuestros objetivos y tareas laborales, metas personales o algún plan con los amigos y nuestra pareja. Ahora bien, es importante tener en cuenta que, si planificamos todo, será difícil sorprendernos. De hecho, si día tras día hacemos lo mismo con nuestra pareja, no tardará en aparecer el aburrimiento.

 

Sé detallista. La falta de tiempo y el aburrimiento nos hacen perder la pasión por los detalles. Es importante ese beso furtivo, ese roce más intencionado que casual, esa pequeña sorpresa inesperada. No des la espalda a esos pequeños gestos, a esas poderosas palabras o a esas miradas cautivadoras. En el amor, todo vale, todo cuenta. Todo puede ser un ingrediente más para avivar la pasión.

 

Cuídate a ti mismo. Si no te amas difícilmente podrás amar a otra persona. El cariño por tu pareja empieza por ti, así que es importante que te valores como te mereces. Acepta tus errores, pero también tus aciertos y méritos. Es importante que la falta de tiempo no te impida arreglarte y disfrutar de ratos libres para sentirte bien. Reserva un tiempo para ti.

 

Nuevas actividades en la cama. Uno de los graves problemas de la pareja rutinaria se encuentra en los hábitos sexuales. Cada vez que llega el momento íntimo, todo es repetitivo y aburrido. A veces es tan sencillo como cambiar de posturas, probar juegos preliminares diferentes o utilizar algún juguete erótico. Lo importante es conversar sobre ello y no hacer nada con lo que no estén a gusto.

 

Evitar la monotonía en una relación de pareja que ha caído en la rutina no es imposible ni mucho menos. Si crees que tu relación ha caído en un ciclo repetitivo, acude a terapia psicológica para poder expresar lo que sientes con tu pareja y  salir adelante disfrutando cada día a lado de esa persona con la que estás.

 

Estimado lector si desea que la Dra. en Psic. Laura Álvarez Alvarado toque algún tema en especial o consultarla favor de comunicarse a los:

TELS. 01 (998) 2-89-83-74 y al 01(998) 2-89-83-75  EXT: 101 Y 102

E-mail laurisalbavera@hotmail.com

Página Web www.clinicadeasesoriapsicologica.com