Simplificarán donación a patrimonio municipal

97

La Dirección de Desarrollo Urbano se encargaría de la cesión de predios en Benito Juárez.

 

 

POR: VÍCTOR HUGO ALVARADO

CANCÚN, Q. ROO.- Bajo el argumento de simplificar el trámite de donación de terrenos por parte de fraccionadores en favor del municipio, el Cabildo de Benito Juárez someterá a votación hoy la iniciativa que faculta a la Dirección General de Desarrollo Urbano encargarse directamente del seguimiento en los procesos de cesión de predios.

 

Con esta iniciativa se pretenden reducir de 16 a ocho pasos el proceso de donación de predios públicos y se obliga a los fraccionadores a entregar en un sólo acto, no en dos como sucedía con la normativa urbana anterior, tanto la escritura de subdivisión de lotes como la escritura de la transmisión a título gratuito de los lotes donados a favor del municipio de Benito Juárez.

 

El titular de la Secretaría Municipal de Ecología y Desarrollo Urbano, Armando Lara De Nigris, explicó la necesidad de promover este acuerdo toda vez que se pueda cumplir con lo dispuesto en la Ley de Acciones Urbanísticas del estado de Quintana Roo, la cual suple a la antigua ley de fraccionamientos.

 

Dentro del Artículo 77, la ley establece que una vez recibida la autorización de un nuevo desarrollo, el promotor deberá subir a escritura pública el documento correspondiente en un plazo máximo de cuatro meses, contados a partir de su entrega; la escritura también deberá transmitir las superficies de cesión al municipio.

 

En caso de que transcurra dicho plazo sin protocolizar la escritura pública, la autorización quedará nula, sin embargo, la cantidad de trámites a seguir, impedía a los desarrolladores cumplir con los plazos establecidos, ya que de acuerdo con el funcionario, tardaban hasta dos años en completar la oficialización, la cual constaba de 16 pasos.

 

La iniciativa permitirá que, cuando un desarrollador realice los trámites de cesión de superficie al municipio, el cabildo autorice al director de Desarrollo Urbano ser el receptor de estas áreas para que, una vez se dé el visto bueno, inicie el proceso de cesión dentro de los cuatro meses establecidos.

 

La operación permitirá ejecutar el proceso a la vez que comienzan los trámites de escritura pública y se realiza la construcción del desarrollo. Además, se llevará a cabo un informe mensual para la comisión de Desarrollo Urbano y Transporte, donde se dará cuenta de las cesiones recibidas y los fraccionadores que las efectuaron.

 

Lara De Nigris Comentó que desde noviembre pasado comenzaron los trabajos de optimización de procesos con la Contraloría municipal, la Dirección de Catastro, la propia Dirección de Desarrollo Urbano, así como con el Colegio de Notarios, para reducir de 16 a ocho el número de trámites efectivos para la autorización de los nuevos fraccionamientos al Ayuntamiento de Benito Juárez.

 

El objetivo, según el funcionario, es combatir el rezago en el registro de las áreas cedidas por los fraccionadores debido a errores cometidos en los cálculos, tardanza en los trámites e incluso cambios en los funcionarios de la administración municipal.