Exigen atención a muerte de abejas

209

Ayer se conmemoró el Día Mundial de las Abejas.

 

 

POR: EVLYN CERVANTES / AGENCIA REFORMA

CANCÚN, Q. ROO.- México es el tercer exportador de miel a nivel mundial, pero en 2018 más de 326 colonias de abejas murieron en Yucatán y Quintana Roo por fumigaciones aéreas y el incremento exponencial de la deforestación a consecuencia de los cultivos de soya transgénica.

 

La Alianza Maya por las Abejas de la Península de Yucatán (Kagaba Na´alon), que integra a cerca de 25 mil apicultores, llamó al gobierno federal y a las autoridades locales a fortalecer la apicultura maya como actividad preponderante en la generación de divisas e ingresos de las familias campesinas y, en el corto plazo, prohibir los plaguicidas tóxicos para las abejas como son los neonicotinoides, el fipronil y otros insecticidas.

 

En el marco del Día Mundial de las Abejas, que se conmemora cada 20 de mayo, la Alianza destacó el papel vital que desempeña este insecto para la seguridad alimentaria; no obstante, alertó que no se ha tomado conciencia de la gravedad de la disminución de sus poblaciones y tampoco se han emprendido acciones contundentes para atender esta problemática.

 

Por el contrario, advirtió que las abejas enfrentan procesos de extinción y el declive en las poblaciones se debe principalmente a los cambios en el uso de la tierra, las prácticas agrícolas intensivas, así como por el uso de plaguicidas, las especies exóticas invasoras, las parásitos y enfermedades, además del cambio climático.

 

“Otra grave amenaza es el incremento exponencial de la deforestación en la Península de Yucatán, pues se calcula que anualmente se pierden 60 mil hectáreas de selva, en parte por las 42 mil hectáreas de soya transgénica que se han sembrado en 2018, lo que reduce el área de pecoreo para la apicultura y los espacios de anidación para las abejas”, denunció la Alianza en un comunicado.

 

“El primer paso es prohibir los plaguicidas tóxicos para las abejas, debiendo hacer estrictas evaluaciones de riesgos de los agroquímicos en términos de impactos medioambientales y afectaciones a los ecosistemas, incluyendo flora y fauna”, añadió.