Buscan replantear el Alcoholímetro

176

Entre los señalamientos más destacados, se encuentran las “mordidas” que se dan a los agentes de tránsito encargados de llevar a cabo el programa.

 

 

POR: VÍCTOR HUGO ALVARADO

CANCÚN, Q. ROO.- Con el objetivo de recuperar la esencia sobre la cual se concibió la creación del Alcoholímetro como un instrumento de preservación y prevención de accidentes de tránsito, el Ayuntamiento de Benito Juárez acordó turnar a comisiones una serie de reformas para mejorar su funcionamiento.

 

Durante la VIII sesión extraordinaria de Cabildo, se delegó a las comisiones unidas de Gobierno y Régimen Interior, y de Seguridad Pública, la discusión de propuestas y acuerdos que permitan revisar el funcionamiento interno del programa y evitar lagunas que permitan a los infractores librar las sanciones correspondientes.

 

La presidenta municipal, Mara Lezama Espinosa profundizó en la necesidad de replantear el funcionamiento del programa, debido a los índices de corrupción que hay inmersos en las partes involucradas en el proceso.

 

Entre los señalamientos más destacados, se encuentran las “mordidas” que se dan a los agentes de tránsito encargados de llevar a cabo el programa, los cobros excesivos de las grúas por levantar vehículos infractores y los amparos promovidos por los conductores multados para no cumplir con el tiempo de prisión preventiva.

 

“Quiero ser muy clara; el alcoholímetro debe ser un instrumento para salvar vidas y de prevención, lo que sucede es que las herramientas encuentran los flagelos para evadir la responsabilidad. Tenemos una inmensa responsabilidad de perfeccionar el alcoholímetro y dar opciones para que verdaderamente sea un instrumento de prevención”, añadió.

 

Previo a la votación, la regidora Maricruz Carrillo Orozco, presidenta de la comisión de Salud Pública y Asistencia Social, expresó su inconformidad al expresar que los cambios podrían ablandar las sanciones que acarrean los infractores, por lo que solicitó formar parte de las reuniones que se sostendrán para realizar las modificaciones al considerarlo un asunto inherente a su comisión por ser un problema de salud pública.

 

Si bien no se reveló información adicional sobre las propuestas a realizarse, uno de los pedidos que más resonaron, fue el de la adquisición de grúas por parte del municipio para llevar a cabo el servicio de remolque y así evitar abusos en el cobro, los cuales fueron muy denunciados en el pasado.