Promueven una nueva masculinidad

249
dav

El modelo tradicional masculino debe modificarse para crear personas más conscientes, equitativas y que prevengan la violencia de género, sin restringir las emociones.

 

 

POR: LAURA CRUZ

CHETUMAL, Q. ROO.- El fomentar nuevas masculinidades entre los hombres es todo un reto, pues los elementos que integran el modelo tradicional sigue vigente entre personas con edades diferentes, los cuales evitan cuestionarse su forma de actuar.

 

Luis Vicente Cruz Baeza, vocal de investigación y estudios científicos del Colegio de Psicólogos, señaló que en un varón de generaciones más alejadas a la actual representa más dificultad, aunque los nacidos en las últimas décadas, pueden comprender y rescatar características positivas de su masculinidad.

 

“Nosotros abordamos este tema a través de conferencias. Apoyamos también a instituciones como la Secretaría de Salud y brindamos un espacio para que mediante talleres se aborde la prevención de violencia de género y se fomenten nuevas masculinidades”, explicó.

 

En su experiencia profesional, Cruz Baeza comentó que los hombres van a terapia clínica por conflictos de pareja, ansiedad, síntomas depresivos y problemas de autoestima, cuyas problemáticas no tenían apertura ante un modelo tradicional de masculinidad, que restringía sus emociones.

 

“Ha cambiado el contexto y lo que vemos son hombres más conscientes y equitativos, aunque no significa que todos estén en ese plano. Cuesta mucho trabajo confrontarse respecto que si está o no bien dejar atrás la masculinidad tradicional”, indicó.

 

El especialista en conducta invitó a la comunidad masculina para que apoye iniciativas de igualdad y equidad de género, con el propósito de repensar y replantear la idea de masculinidad y de los roles de género que se adquieren.

 

“Al trabajar únicamente con mujeres no se logrará el objetivo. Es muy importante abordar temas específicos con los varones para que omitan ejercer cualquier tipo de violencia y adquieran el hábito del trabajo doméstico, ejerzan una paternidad responsable y acepten que hay una diversidad sexual a la que se debe brindar respeto, entre otros temas”, agregó.

 

Precisó que de esa manera, mediante cursos e iniciativas, el hombre cambia su perspectiva respecto a su masculinidad y comienza a compartir el control de la realidad con las mujeres, como las labores domésticas y el cuidado de los hijos.

 

Además, se evitará transmitir el uso de violencia de manera generacional, de padres a hijos y entre hombres, se aprenderá a expresar emociones y sentimientos, y a pedir ayuda, en caso de requerirla.