Sugieren bajar tarifas de agua

187

En el Senado de la República se pidió sustituir el salario mínimo como referencia económica para establecer las tarifas mínimas del cobro de agua potable en Quintana Roo.

 

POR: VÍCTOR HUGO ALVARADO

CANCÚN, Q. ROO.- Para bajar el precio en las tarifas de agua potable en la entidad, se presentó un punto de acuerdo en el Senado de la República para exhortar al Congreso del Estado a realizar modificaciones a la Ley de Cuotas y Tarifas para los Servicios Públicos de Agua Potable y Alcantarillado, Tratamiento y Disposición de Aguas Residuales.

El senador José Luis Pech, promotor de la propuesta, expuso que se busca transparentar la forma en que se calculan los incrementos al pago de los servicios que realiza la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado (CAPA).

El objetivo, indicó, es dar claridad y certeza a la población sobre los montos de las tarifas que se cobran cada mes.

El legislador también sugirió modificar la legislación estatal para sustituir al salario mínimo como referencia económica para establecer tarifas mínimas, y aplicar la a Unidad de Medida y Actualización (UMA).

Desde la promoción de la Ley de Cuotas y Tarifas para los Servicios Públicos de Agua Potable y Alcantarillado, Tratamiento y Disposición de Aguas Residuales del Estado de Quintana Roo, se estableció el cobro de la tarifa respecto al salario mínimo de manera anual.

No obstante, luego de varias reformas impulsadas en otras administraciones de gobierno, se generaron acciones que encarecieron el servicio, primero en 35 por ciento y, después, se añadió otro cinco por ciento en cobros por saneamiento y alcantarillado.

Pech Várguez señaló que Quintana Roo tiene tarifas domésticas de agua potable más altas de la Península de Yucatán, al facturar cobros 69.7 por ciento más altos que en Campeche y 67 por ciento más que Yucatán, lo que es atribuible al sistema de cálculo que se utiliza y que no ha sido modificado para usar la UMA como base.

Reconoció que la manera de medir el cobro afecta a los municipios más pobres del estado, como Felipe Carrillo Puerto, donde según datos del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social las tres cuartas partes de la población tiene un ingreso inferior a la línea de bienestar.

En el municipio de Othón P. Blanco es de 43.2 por ciento y en José María Morelos y Bacalar oscila en más del 80 por ciento, que afecta a sus habitantes.

“Si bien para los otros cuatro municipios de Quintana Roo, el servicio lo provee la empresa concesionaria Aguakan, la CAPA es el órgano que establece las tarifas que esta empresa privada. De ahí, que esta problemática afecta a todo el estado”, concluyó.